Adrián López Delantero del Deportivo

"Intensidad y concentración son las dos palabras clave para mí"

07.12.2017 | 00:53
Adrián toca con el interior un balón durante el entrenamiento de ayer en Abegondo.

Adrián López (Teverga, 1988) es uno de los futbolistas importantes del Deportivo en la faceta ofensiva, pero sabe que tiene la obligación de ayudar también en tareas defensivas. Reconoce que el equipo tiene pocos puntos, "esa es la realidad", dice. Su experiencia, en esta segunda etapa en el club coruñés, le permite asegurar que la solución pasa por "no encajar" tantos goles y no empezar cada partido "casi siempre" por debajo en el marcador. Para el asturiano hay dos palabras clave para que el equipo blanquizal pueda iniciar la remontada en la clasificación: "Intensidad y concentración".

- A estas alturas de la competición hay una pregunta clara. ¿Qué está pasando? Porque siempre se dijo que había equipo para más .

-Nosotros estamos trabajando con el objetivo de sacar los partidos adelante, estamos compitiendo, pero es verdad que al final siempre se nos están escapando. Quizás porque la asignatura pendiente que tenemos es intentar no encajar tantos goles y no somos capaces de mejorar. Al final, es difícil cuando el rival se pone por delante casi siempre.

- Hay demasiado errores, pero ¿tienen la sensación de que cada fallo que tienen lo pagan?

-Sí que hemos pagado bastantes errores en momentos puntuales. Hay esos momentos en los que estás haciendo un partido bueno y en un despiste del equipo se te ponen por delante. Es algo que tratamos de evitar, pero sigue sucediendo. Hay que estar más concentrados para que no pasen ciertas cosas.

- Habla de concentración, pero hay que dar por hecho que salen concentrados del vestuario.

-Sí, pero al final un partido son muchos momentos y en esta competición si no ajustas bien, cualquier cosa es un gol porque los rivales son buenos y una jugada puede ser un gol, por eso, insisto, hay estar al 200% en todos los partidos, en muchos detalles, y en concentración también. Porque por esos pequeños despistes nos ocurren esas cosas.

- ¿Es Sevilla un ejemplo? Pasaron de una primera parte buena a un segunda mala.

-Creo que estábamos haciendo un partido aceptable en el Pizjuán, el campo de uno de los equipos más fuertes de la Liga, y teníamos la opción de llegar al descanso con 0-0, pero en un pequeño desajuste, en un saque de banda, nos hacen un gol un segundo antes del descanso. No es lo mismo irse 0-0 que 1-0.

- Más allá de ese error en el primer gol, hay dos fallos arbitrales serios que los futbolistas no parecen reclamar. Un penalti y una patada sin balón, en ambas acciones con Schär como protagonista .

-Lo del penalti lo escuché, pero la verdad es que no lo vi ni en el campo ni en la televisión, pero dicen que es muy claro. Pero más allá de esa jugada, vamos a lo importante, que es intentar hacer un buen partido y no encajar, que es el objetivo que tenemos ahora. Creamos y marcamos goles, pero no somos capaces de no encajar goles. Si conseguimos mantener la portería a cero vamos a sacar más puntos.

- ¿Tampoco recuerda la patada de Banega a Schär?

-Sí, fue llegando al área. En el campo, por mi posición, no la vi clara y además tampoco la echaron por televisión.

- El Deportivo es un equipo con problemas, con demasiados errores propios como para tener que convivir también con los errores ajenos, ¿no cree?

-Puede ser que en algún momento no te ayuden, pero al final en algún momento esos fallos caerán de nuestro lado. Lo principal ahora es mejorar en el aspecto de no encajar tantos goles como estamos encajando y seguir creando ocasiones ante la portería adversaria para seguir haciendo goles y tirar para arriba.

- Los datos son claros: es el duodécimo equipo más goleador y el cuarto más goleado.

-Por eso digo. Somos conscientes de eso, de que hay que mejorar en eso. Es un tema de todos, no solo de los defensas, ya que entre todos debemos de ser un equipo, tanto en el plano ofensivo como en el defensivo. Hay que ser más rocosos y no cometer errores que el rival pueda aprovechar. Incluso cuando estamos arriba tenemos que ser más vigilantes y no dejar que nos ataquen, tenemos que mejorar para que no nos hagan tanto daño.

- ¿Eso se trabaja o se nace ya con esa aptitud?

-¡Es trabajo, claro! Lo estamos trabajando cada día. El equipo entrena muy bien, y se nota en que mejoramos en ir con más intensidad. Tenemos que intentar ser aún más intensos y estar concentrados, que son las dos palabras clave para mí.

- Esa exigencia a los futbolistas más ofensivos, ese esfuerzo extra, ¿no perjudica cuando se trata de tener la ideas claras en el momento de atacar?

-Sí. Pero hoy en día en el fútbol, quitando a cuatro equipos que tienen la posesión del balón la mayor parte del tiempo y la gente de arriba no tiene que hacer tanto en tareas defensivas, los demás equipos todos tenemos que correr. En esta Liga la diferencia entre los equipos es mínima y todos tenemos que pelear y trabajar desde el primer minuto, ya que cualquiera puede ganar, incluida la gente de arriba. Hay que atacar y defender. Lo tenemos que hacer todos. Claro que es cierto que a cuantos más metros esté un delantero de la portería adversaria, más metros tiene que hacer después para llegar y el esfuerzo lo acabas notando porque puedes estar mermado y no crear tanto peligro como quisieras.

- En esta nueva etapa en el Deportivo usted juega más por banda cuando antes lo hacía por el centro. ¿Más cómodo?

-Siempre he sido un delantero no de área, no un nueve puro, pero en mi carrera he jugado arriba, también de segundo punta, en las dos bandas y todo es cuestión adaptarse al equipo y al entrenador. Me encuentro cómodo en esas tres posiciones. Donde he jugado más es como segundo punta, pero también donde ahora estoy y me encuentro muy cómodo.

- Se le nota con libertad y además parece que desde esa zona, en la banda, tiene que organizar al equipo en ataque.

-Cuando has sido delantero si juegas en banda, porque tienes condiciones, siempre buscas presencia en el área, es algo que los entrenadores también piden para llegar a zona de remate. Jugamos con un punta y tenemos que acompañarlo, de la misma manera que lo tiene que hacer el segundo punta y los jugadores del medio. Yo, la verdad, es que tengo libertad para moverme e ir adentro.

- ¿Le gusta esa responsabilidad con el balón?

-¡Claro que me gusta! Cuanto más contacto pueda tener con el balón es mejor para mí. Es importante que un atacante haga goles, que asista, crear peligro y eso intento.

- Doce puntos son pocos según las previsiones, incluso el presidente habló del décimo puesto. ¿Están para eso?

-La realidad es la que es, tenemos pocos puntos y todo pasa por mejorar. Ahora es el Leganés el que nos toca, un partido importantísimo, con tres puntos de oro que tenemos que hacer lo posible para sacarlos. Yo creo que hay un equipo muy bueno, con grandes jugadores y para estar más arriba, pero no basta con creer, hay que demostrarlo cada domingo.

- Quedan tres partidos para acabar el año, Leganés y Celta en Riazor, y el Barcelona fuera. ¿Ganando los dos de casa la afición quedaría más tranquila?

-Hay que pensar en el Leganés, no en los tres partidos. Este es el que estamos preparando y el primero que tenemos que ganar, después ya iremos al siguiente. Estos tres puntos son los importantes y después ya vendrán los siguientes.

- ¿Y nadie le habló del Celta a estas alturas? ¿Ni en la calle?

-A mí nadie me ha dicho nada del Celta. Lo lógico es estar centrados en el Leganés, que es lo inmediato. Sacar nuestras fuerzas para conseguir estos tres puntos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine