Un tornado deja un herido leve en Carnota y otro causa varios destrozos en A Pobra

El primero provocó desperfectos en el puerto de O Pindo y el segundo afectó al tejado de un bar y derribó árboles cerca de la playa de Cabío

14.04.2016 | 01:59

Dos trombas marinas sorprendieron ayer a los vecinos de las localidades coruñesas de Carnota, A Pobra do Caramiñal y Muxía, donde se registró ayer este fenómeno meteorológico en una jornada de elevada inestabilidad atmosférica.

Una persona sufrió heridas leves por los efectos que provocó ayer por la tarde un potente tornado en el lugar de O Pindo, en el concello coruñés de Carnota, según fuentes de Emerxencias 112. El herido se resguardó en su vehículo pero no precisó asistencia médica. Este fenómeno alcanzó la costa de este pueblo sobre las 13.00 horas y afectó a la carretera AC-550, sobre la que se desprendieron tejas y cascotes. Los efectos de la manga de mar también afectaron a varias ventanas con riesgo de caer sobre la vía. En la zona del puerto de O Pindo el tornado elevó algunos contenedores a varios metros de altura hasta que cayeron al mar, causando daños en embarcaciones, coches, tejados y chimeneas de viviendas en riesgo de desprendimiento.

Una hora antes, otro tornado procedente del mar tocó tierra en el entorno de la playa de Cabío, en el ayuntamiento coruñés de A Pobra do Caramiñal. La manga marina provocó desperfectos un tejado de un bar situado en el lugar de Lombiña y en un pinar del arenal de Cabío, al derribar una decena de árboles. Por la tarde, vecinos de Muxía enviaron a MeteoGalicia imágenes que daban constancia de otro fenómeno similar en este municipio.

Son las primeras mangas de mar -como se conoce a los tornados que se forman en el litoral- que se producen esta primavera. Según la experta de MeteoGalicia, Ana Lage, "el mar en Galicia es el lugar perfecto para que se generen los tornados porque no tienen obstáculos" y las zonas de Ribeira, Rianxo o Aguiño, en A Coruña son "idóneas" para su formación por ser las primeras zonas en las que las nubes tocan la costa.

Además de los tornados, los rayos fueron los otros protagonistas en la jornada de ayer. El cielo de Galicia se iluminó con la luz de hasta 213 descargas en tierra, de un total de 1464 rayos caídos, según la red de detección de rayos de MeteoGalicia, que dejaron destrozos en algunas torres de telefonía y wifi.

Las descargas comenzaron ya pasada la medianoche, con un registro de 203 rayos en la ría de Pontevedra y el sur de Tui -hasta Portugal- desde las 02.14 de la madrugada y sumaron hasta 268 rayos desde las 12.00 horas de ayer a las 14.00 horas en la ría de Arousa hasta la localidad coruñesa de Ribeira.. Se trata de un fenómeno habitual en primavera, según meteorólogos, y cuyo récord se sitúa en el 23 de junio del año pasado, con unos 10.000 rayos caídos sobre Galicia. La particularidad radica en que ya son cuatro días consecutivos, desde el domingo, con descargas eléctricas sobre el cielo gallego.

Rayo en un avión

Por otra parte, un rayo impactó en un avión procedente de Tenerife cuando aterrizaba en Santiago, lo que ocasionó un retraso de varias horas en el viaje más de un centenar de personas del Imserso desde Galicia a Canarias.




Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine