OLEIROS

Oleiros licita la reforma de la torre Bescansa, uno de los edificios más antiguos del concello

El torreón se construyó en el siglo XVII como polvorín para nutrir a las baterías del castillo de Santa Cruz - El Ayuntamiento lo adquirió por convenio en 1993

31.10.2015 | 01:52

Polvorín, residencia privada de verano, casa okupa y, desde 1993, patrimonio del Ayuntamiento de Oleiros. El Concello, 22 años después de adquirirlo, saca a contratación los trabajos de rehabilitación del Torreón de Bescansa, al borde de la ría de O Burgo en Santa Cristina, una de las edificaciones más antiguas del municipio.

Los trabajos de reforma se licitan por 146.707 euros y el plazo de ejecución es de seis meses. Alternativa dos Veciños anunció en la pasada campaña electoral que arreglaría este inmueble y que se destinaría a prestar a los jóvenes para reuniones. En la memoria del proyecto de obra sin embargo se detalla que aún "se desconoce el uso al que irá destinado el edificio" porque el Ejecutivo "aún no tomó ninguna decisión.

Esta torre nació como polvorín para surtir al castillo de Santa Cruz dentro del sistema defensivo de la ría de A Coruña en el siglo XVII. Cuando perdió su función fue adquirido por un vecino de Palma de Mallorca que lo vendió al coruñés Francisco Tárrago en 1853. Entonces la propiedad incluía además del torreón una vivienda, una bodega y un embarcadero. En 1907 le quedó en herencia a Carmen Tárrago, esposa del farmacéutico Luis Bescansa, que le da nombre.

Hasta mediados de los setenta fue usada como residencia de veraneo, luego se abandonó y entraron okupas que vivieron en ella durante mucho tiempo. El Concello, al desarrollarse un sector residencial en la zona la adquirió por convenio, junto con una franja de terreno al borde del mar para hacer el actual paseo marítimo. Se conserva parte del antiguo jardín pero la vivienda se derribó. El Ejecutivo anunció en su día que sería centro de interpretación de la ría y también mirador.

El proyecto incluye la reconstrucción de los forjados de madera y la recuperación de la azotea como mirador. En el semisótano se construirá una placa de hormigón cubierta de baldosas. Se ejecutarán dos forjados con vigas, correas y tarima de madera de teca con una escalera del mismo material para conectar las plantas y la cubierta.

El acceso a la azotea será por una claraboya. Ante la falta de espacio (es un edificio de 6,7x5,7 metros, 29 metros cuadrados en cada uno de los tres pisos) se habilitará un único aseo en la planta baja. Para conectar con la red de aguas residuales se instalará un pequeño bombeo. También se conectará con la línea de baja tensión y la red de agua. Se impermeabilizará la cubierta y se colocará una barandilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine