CULLEREDO

Anulada una orden de derribo en Almeiras por caducar el expediente en el Concello

El Ayuntamiento garantiza que la semana pasada reinició la tramitación de la queja después de que el denunciante volviera a presentar una reclamación en julio

05.11.2015 | 00:48
Casa con orden de derribo, a la izquierda, junto a la del denunciante, a la derecha.

Una orden de derribo de una construcción en la parroquia cullerdense de Almeiras ha quedado anulada porque el expediente caducó durante la tramitación que hacía el Concello. Una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, del pasado julio, admitió el recurso del propietario de la vivienda sobre la que recaía la orden de demolición y anuló un fallo anterior de un juzgado de lo contencioso-administrativo y una resolución del Concello que ordenaban el derribo por considerar caducado el expediente municipal. El Ayuntamiento asegura que la semana pasada elaboró el documento correspondiente para reiniciar la tramitación, después de que el denunciante reclamara de nuevo tras conocer el fallo de anulación, el pasado mes de julio.

La sentencia que anula la demolición determinó que "las resoluciones impugnadas se dictaron de forma extemporánea y una vez transcurrido el plazo de caducidad del expediente". El denunciante, que reside en la casa de al lado, critica la demora del Concello en la tramitación de la denuncia y asegura que esta semana todavía no tenía noticia de que se hubiera vuelto a incoar el expediente desde que el reclamara de nuevo, el 29 de julio. El Ayuntamiento justifica la demora porque los técnicos municipales plantearon primero que el denunciado presentara un proyecto para legalizar las obras y más tarde resolvieron que debía procederse a la demolición de la construcción. Alega también el Concello que el retraso se produjo por recurrir el denunciante a la justicia contencioso-administrativa ya que, afirma, en el Ayuntamiento la tramitación de su reclamación se realizaba de modo "normal" en lo relativo a los tiempos, aunque no explica por qué tuvo que suponer demora que el denunciante llevase su reclamación a la justicia.

El vecino afectado denunció en 2012 ante el Concello que en la parcela anexa a la de su vivienda se había levantado una construcción "auxiliar" en con una ocupación de parcela "considerablemente mayor que la de la edificación principal", con el doble de la altura máxima permitida para las edificaciones auxiliares (más de cinco metros), sin guardar retranqueos con la finca del denunciante, sin acomodarse al volumen de las edificaciones tradicionales existentes en núcleo rural y "sin ningún tipo de licencia". Una sentencia del pasado febrero del Contencioso-administrativo desestimó un recurso del denunciado contra una resolución del Concello que rechazaba a su vez otro recurso contra la orden de demolición, por lo que daba luz verde al derribo. La sentencia quedó sin efecto con el fallo del Superior. El Concello debe tramitar de nuevo el expediente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine