BETANZOS

El arcén y la senda de Betanzos a Paderne exigen expropiar 69 fincas

La Diputación ampliará la carretera AP-0905 a lo largo de casi 1,5 kilómetros y pagará 15.932 euros, a 4,80 el metro cuadrado

06.01.2016 | 00:29
Tramo de la carretera entre Betanzos y Paderne que ampliará la Diputación con arcén y acera.

La Diputación aprobó en su último pleno el proyecto para mejorar la seguridad vial de la carretera AP-0905 que une los concellos de Betanzos y Paderne y desde hoy está a exposición pública. El plan prevé ampliar la calzada de esta carretera hasta un ancho de 7 metros y ejecutar arcenes de 0,5 metros además de una senda peatonal de 2 metros de ancho en la margen izquierda. El presupuesto de contrata de la obra es de 281.776 euros.

La realización de este arcén y senda peatonal obligará a hacer un recrecido de la margen izquierda de la calzada y por lo tanto será necesario expropiar los frentes de un total de 69 parcelas, que actualmente son de uso agrario (matorral, labradío, viñedo, pasto, pinares y encapillase) menos una que es suelo residencial. Un total de ocho parcelas además están aún en investigación al no hallar datos de los titulares. La Diputación pagará un total de 15.932 euros por la expropiación de estos frentes y abonará 4,80 euros por metro cuadrado en todos los casos menos en el de suelo residencial que tendrá un pago de doce euros el metro cuadrado.

La mayor expropiación será la de 261 metros cuadrados a una finca, por la que se pagará 1.256 euros. La indemnización más pequeña será de 14,74 euros por quedarse con tres metros cuadrados de terreno con plantación de eucaliptos.

A lo largo de este tramo de carretera provincial de casi un kilómetro y medio (una vía estrecha, sin margen para el paso de peatones y con una elevada pendiente) se encuentran dos elementos que están catalogados y protegidos por lo que será necesario contar con la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta para realizar la obra. Se trata de la iglesia de San Andrés de Obre, un templo románico de los siglos XII y XIII que tiene protección estructural y que está en un estado de conservación regular; y el castro de Obre, en el punto kilométrico 1,340, ya que la zona de respeto de este yacimiento finaliza en la carretera que se pretende ampliar por lo que podría producirse una afección. En los dos casos son terrenos rústicos de protección de patrimonio.

La obra también afecta a un gasoducto de Reganosa pero la empresa dio su conformidad si se respetan unas condiciones.

El plazo de ejecución de estos trabajos es de seis meses. Para su realización será necesario desplazar farolas. También se realizará la canalización de pluviales con la instalación de sumideros y se dejará preparada la canalización de la futura red eléctrica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine