BETANZOS

La fiscal pide 16 años por atar a una columna y torturar a un hombre al que acusó de robarle

La acusación sostiene que grabó las humillaciones a las que sometió a la víctima y la amenazó con difundir los vídeos y hacerle "lo mismo" a sus padres, su novia y su perro

11.06.2016 | 01:08

El hombre que se sentará la próxima semana en el banquillo de los acusados de la sección primera de la Audiencia Provincial se enfrenta a una condena de 16 años y 5 meses de cárcel por, presuntamente, cometer delitos de lesiones, detención ilegal, torturas y tráfico de drogas. La fiscal considera probado que el sospechoso ató a la víctima a una columna, la golpeó y la sometió a todo tipo de humillaciones durante horas mientras la grababa en vídeo. El procesado la obligó a reconocer dos robos en su vivienda, situada en la parroquia de Moruxo (Bergondo), y la sustracción de dos kilos de hachís

La Audiencia Provincial de A Coruña juzgará la próxima semana a un imputado por torturar a un hombre al que acusó de haber robado en dos ocasiones en su vivienda, situada en la parroquia bergondesa de Moruxo. La Fiscalía, que reclama que sea condenado a 16 años y 5 meses de prisión, relata en su informe sobre los hechos que el procesado comenzó a pelearse con la víctima sobre las 20.30 horas del 8 de abril de 2014 en el interior de su casa. Durante el transcurso de la disputa, le clavó un cuchillo en la pierna derecha y lo ató a una columna con bridas en los dos tobillos y tela y "aseguramiento metálico" a la altura del pecho y del cuello.

El sospechoso, siempre según el escrito de calificación, le advirtió al afectado de que le iba a hacer "lo mismo" a sus padres, a su novia y a su perro, al tiempo que lo golpeaba y le daba descargas eléctricas con una pistola tipo táser. El procesado grabó dos vídeos de las torturas durante las "horas" que el perjudicado estuvo atado. "Atentó gravemente contra su dignidad e integridad moral y bajo la amenaza de difundirlos a terceros", subraya la Fiscalía en su informe, en el que especifica que le obligó a introducirse el mango de un martillo por el recto y a confesar la autoría de dos robos en su vivienda y la sustracción de dos kilos de hachís.

La víctima sufrió numerosas lesiones, por lo que requirió de una primera asistencia médica. En sanar de las heridas tardó 15 días, ninguno de los cuales estuvo incapacitado para realizar sus tareas habituales. Como secuelas le quedan cicatrices y un trastorno adaptativo en grado mínimo.

Los agentes que registraron la vivienda del procesado localizaron en su interior una planta de cannabis y cocaína. La droga decomisada alcanzaría un precio de venta en el mercado ilícito de 9.700 euros, según indica el Ministerio público. Además, guardaba en su casa un puño americano y una defensa eléctrica, dos armas que están prohibidas por considerarse peligrosas para la seguridad colectiva.

La Fiscalía lo acusa de delitos de lesiones, detención ilegal, torturas y tráfico de drogas, por los que demanda al tribunal de la Audiencia Provincial que le imponga una condena de 16 años y 5 meses de cárcel. Además, solicita que lo sentencie al pago de una indemnización de 1.260 euros por los daños que le causó y las secuelas que sufre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine