A CORUÑA

Una comarca que marca época

Los municipios de Sada y Curtis regresan al siglo pasado - Miño fue la capital de la música y la comida - Oleiros apostó por el rock duro y Arteixo, por la natación

31.07.2016 | 19:15

Sada regresó a 1920 y Curtis a 1900 mientras que Miño y Oleiros se sumergieron en la música. Las típicas verbenas no fueron ayer las protagonistas en la comarca coruñesa como en otros fines de semana, ni tampoco las pruebas deportivas, con excepción de la travesía a nado de Arteixo en Suevos.

La Feira Modernista de Sada, que sigue hoy, logró implicar este año a más personas que nunca y fueron muchos los que se disfrazaron con los ropajes típicos de los felices años veinte, también los comerciantes. No faltaron los juegos de época, danza, un mercado, actuaciones musicales de jazz y el globo.

Curtis también se vistió de época al emular a la ya consolidada Feira Histórica de Arteixo e iniciar este año un evento similar, la I Feira Curtis na Lembranza. Los vecinos se vistieron con atuendos de 1900. Hubo mercado tradicional y exposición de vehículos históricos. La feria terminó con un serán en la carballeira con música en directo.

La capital de la movida estuvo ayer en Miño. Los jóvenes están dinamizando ellos solos todo el municipio. Junto a gente como los de la asociación Submarino se encuentran productores ecológicos de gran empuje e iniciativa como Cristina Bañobre y ahora también las hermanas diseñadoras Lúa y Zeltia Mosquera, del Barbazul, que junto a Marta Balado y Michael Cabana organizaron ayer el singular Festival El Loro Facu, con hasta quince grupos en cartel. El evento recuerda al loro Facundo, que murió el año pasado y que conocía todo el pueblo porque hablaba y cantaba.

Las actuaciones musicales se realizaron el la zona del puerto, donde también hubo puestos gastronómicos y un espectacular food truck, un bus tipo inglés de dos pisos en los que se preparó comida (todo productos de la comarca), y que permanecerá hasta la próxima semana. El bus de la empresa Campomayor incluyó la actividad pataquear, en la que la productora ecológica Cristina Bañobre preparó chips con salsas de tomate negro de Santiago, cebolla y pimientos de Padrón. En Oleiros también hubo festival musical, el Basticore, con una docena de grupos de rock.

Los que no se fueron de fiesta participaron en la Travesía a Nado de Arteixo, más de un centenar en esta décima edición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine