CAMBRE

Cambre aprueba contribuciones especiales en la calle Sixto con la oposición en contra

Leirós alega que exigir el 90% del coste a los tres dueños de casas cuyo frente urbanizará es "la única solución" - Los grupos critican falta de diálogo con los propietarios afectados

30.06.2017 | 14:06
El concejal de Urbanismo habla con la de Obras y Servicios junto al de Patrimonio, ayer, antes del pleno.

El Gobierno local de Cambre (Unión por Cambre, PSOE y BNG) aprobó ayer en solitario y con los demás grupos en contra aplicar la figura de contribuciones especiales para las obras de urbanización y asfaltado del frente de tres viviendas en la calle Sixto. El Ejecutivo municipal rechazó la petición de la oposición de dejar el asunto sobre la mesa y tanto la votación de esta demanda como la de la propuesta se resolvieron por el voto de calidad del alcalde en funciones -la ausencia de Óscar García Patiño se justificó por motivos de salud- tras un empate en las primeras votaciones, en un pleno en que se aprobó por unanimidad el primer inventario municipal de Cambre.

El concejal de Urbanismo, Juan Leirós, defendió la aplicación de esta norma aprobada "hace un cuarto de siglo" y que "nunca" se había utilizado en Cambre por ser "la única solución" viable para unas obras demandadas "con razón" por uno de los vecinos, puesto que "no hay una partida presupuestaria" para este fin y "no hay dinero para todo, por lo que hay que elegir" qué obras se priorizan. En contra de lo que el propio Leirós detalló a este diario el pasado lunes, el edil afirmó ayer que el proyecto no incluirá aceras, decisión tomada para abaratar costes de la obra, afirmó. Aclaró que se refería a acondicionar el espacio entre las fincas y la vía.

La oposición criticó que el Ejecutivo municipal llevase la propuesta a pleno sin haber conversado con los propietarios y cuestionó que se aplique esta norma con carácter retroactivo a vecinos cuya licencia de construcción data de 2010, mientras que a muchos otros se les realizaron esas obras gratis. Reprobaron también que se exija a los propietarios el 90% -máximo previsto por ley- del coste, que ascenderá a unos 12.000 euros en total- sin consultarles su situación económica. Asemblea Cidadá de Cambre-Son (ACDC) y PP advirtieron de que la situación jurídica de uno de los tres propietarios no permitirá cobrar el importe e "impedirá ejecutar la obra". Leirós replicó que se puede embargar la parcela. Los grupos pidieron que se dejara la propuesta sobre la mesa para revisarla, estudiar otras soluciones y buscar un acuerdo, pero el Ejecutivo municipal no accedió.

El portavoz del PP, el exalcalde Manuel Rivas, acusó al Gobierno de actuar "con nocturnidad y alevosía" y preguntó por qué en los dos años que van de mandato no había aplicado este instrumento.

La portavoz de ACDC, Olga Santos, la primera en pedir que se dejara sobre la mesa la propuesta, criticó que se justifique la procedencia de aplicar las contribuciones especiales por que generarán beneficio o incremento de valor a las viviendas afectadas "sin justificar ese incremento de valor" ni tener "un cálculo de la plusvalía real". Santos apuntó que uno de los propietarios cedió en su momento, para tener licencia de primera ocupación, unos 100 metros cuadrados de la finca, "valorados en unos 17.000 euros" y dudó de que la revalorización de su finca por el asfaltado, por el que cada vecino asumirá una parte proporcional a su edificabilidad -entre 3.000 y 5.000 euros, aproximadamente- compense. La edil cuestionó si la medida es "un castigo" a ciertos vecinos. Sostuvo que un restaurante y otra finca se beneficiarán y no se les exige pagar.

Ciudadanos consideró "un abuso" aplicar las contribuciones especiales sin consensuarlo con los dueños y pidió "estudiarlo y consensuarlo entre todos los grupos".

Leirós replicó que todos los dueños de viviendas están obligados a urbanizar el frente. Defendió que la medida vela "por el interés general" y aseveró: "No es abuso. Quizá es un ejercicio de poder que nadie se ha atrevido a hacer".

Un afectado ve una "represalia"

Uno de los tres vecinos afectados por las contribuciones especiales que Cambre impondrá para urbanizar en un margen de la calle Sixto sostiene que se trata de "una represalia" por haber exigido al Concello por diferentes medios que se realice la obra. El vecino critica que se le exija urbanizar ahora cuando, asegura, no se le pidió en la licencia de obra ni para la de primera ocupación. Recuerda que cedió terreno al Concello para viales y cuestiona el beneficio que obtendrá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine