La campaña del pulpo cierra tras aumentar un 85% las descargas en la lonja coruñesa

A Coruña es el que más crece en desembarques y ventas entre los cuatro principales puertos gallegos - Las ventas suben un 38% en Galicia - La veda estará activa hasta julio

19.05.2017 | 03:20
Un barco de pesca de pulpo lanza las nasas en un día de faena.

Los pescadores no podrán capturar pulpo a partir de hoy a las 16.00 horas con el comienzo de la veda y tras una campaña en la que las ventas aumentaron un 85% en la lonja de A Coruña, al comercializarse en el punto de primera venta coruñés 309,9 toneladas frente a las 167 del periodo anterior. Según los datos provisionales de la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar, el muro ingresó 1,76 millones por la venta del principal cefalópodo de la comunidad, frente a los 946.134 euros que facturó en la campaña 2015-2016, lo que supone un incremento del 86%. Esto convierte a la lonja coruñesa en la que más incrementó tanto los desembarques como los ingresos con respecto a los cuatro principales puntos de primera venta de pulpo gallegos, que completan Ribeira, Vigo y Bueu.

La campaña comenzó el 4 de julio de 2016 y finaliza hoy, según la resolución del plan experimental para la gestión de la especie en la campaña 2017-2018, que establece un periodo de veda de mes y medio que finaliza el lunes 3 de julio a las 05.00 horas. "Las capturas desembarcadas el 19 de mayo [hoy] podrán comercializarse el 20 en aquellas lonjas en las que tradicionalmente se vende pulpo los sábados", comunicó la Consellería do Mar.

Las descargas y facturación en Galicia también aumentaron con respecto a la campaña de 2015-2016, que comenzó el 1 de julio de 2015 y terminó el 20 de mayo de 2016. Los desembarques en Galicia subieron un 36% hasta las 2.939 toneladas, frente a las 2.164 del año anterior. Estas ventas se reflejaron en el aumento de los ingresos, del 38%, ya que la última campaña los puntos de primera venta facturaron 18,4 millones de euros frente a los casi 13,4 de 2015-2016. El periodo autorizado que termina hoy fue provechoso pero está lejos de las cifras de 2010-2011, cuando se vendieron más de 4.300 toneladas de pulpo por casi 19,6 millones de euros.

El presidente de la Asociación de Armadores de Artes Menores de Galicia (Asoar-Armega), José Luis Rodríguez, indicó sin embargo que las cifras de descargas varían en función de las embarcaciones y que los años anteriores fueron malos, "catastróficos". Rodríguez también indicó que en los últimos meses los precios fueron bastante buenos, en línea con años anteriores. Según la información proporcionada por la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, el precio medio en Galicia fue de 6,7 euros por kilo, por encima de los 5,74 a los que se comercializó en el punto de primera venta coruñés.

Ribeira fue un año más la lonja con mayor cantidad desembarcada con 441 toneladas, lo que supone un incremento del 8% con respecto a las 408 de la campaña anterior. Esto le reportó al punto de primera venta de la provincia de A Coruña 2,9 millones de euros, un 13% más que en 2015-2016, con casi 2,6 millones. Vigo comercializó 369 toneladas, un 27% más que la campaña pasada cuando vendió casi 267. La lonja viguesa facturó un 40% más al ingresar 2,3 millones de euros frente a los 1,6 del periodo anterior. Bueu, otra lonja principal, descargó 325 toneladas frente a las 235 de 2015-2016, lo que supone un 38% más. Similar es la subida de los ingresos, del 41%, al pasar de casi 1,5 millones de euros a 2,1 millones.

"Un mes y medio de veda es insuficiente, lo lógico sería que se parase tres meses durante tres o cuatro años", indicó Rodríguez, que aseguró que una parada biológica de la flota artesanal resultaría beneficiosa no solo para el pulpo sino para el "descanso" de las otras especies. El presidente de Asoar-Armega reclamó que se evalúe su situación para conocer cuándo desova, sobre todo tras los cambios de temperatura de los últimos años. "Una parada más larga implica un mayor desove, una mejor recuperación de la especie y una campaña con más ganancias", añadió Rodríguez.

La flota podrá capturar 30 kilos por barco y día y otros 30 por tripulante a bordo hasta un máximo de 210 kilos desde el 3 de julio hasta el 30 de agosto, cuando el límite pasa a ser de 50 kilos con un máximo de 350 por embarcación al día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine