28 de noviembre de 2018
28.11.2018
El problema de los grafitis La intervención municipal

El Concello aplicará un plan para eliminar y prevenir las pintadas en edificios privados

La retirada de los grafitis comenzará en edificios de la Ciudad Vieja y Pescadería, cuyos propietarios deberán solicitarlo

28.11.2018 | 01:35
El Concello aplicará un plan para eliminar y prevenir las pintadas en edificios privados

La respuesta municipal a la proliferación de pintadas en la ciudad se llevará a cabo mediante la aplicación de un plan integral de lucha contra esta práctica vandálica que incluirá la retirada de los grafitis, la imposición de sanciones a sus autores y la regeneración de espacios degradados mediante la creación de murales artísticos. La concejal de Medio Ambiente, María García, destacó ayer que la labor desarrollada por el Concello de A Coruña en los últimos meses permitió la identificación de tres personas como los responsables de más de 500 pintadas cada una de ellas, por lo que tienen abierto un expediente sancionador que prevé "todas las vías posibles con el objetivo claro de que cesen en esta actividad".

García explicó que la eliminación de las pintadas comenzará por los barrios históricos, Ciudad Vieja y Pescadería, debido al valor patrimonial de sus edificios y a que son zonas con una gran afluencia de la ciudadanía y de visitantes, por lo que en el plazo de quince días se abrirá una convocatoria mediante la cual los propietarios de inmuebles solicitarán al Concello que limpie sus fachadas. La página web municipal incorporará un modelo de solicitud mediante la que se pedirá la intervención sobre los edificios afectados por estos daños.

También detalló la concejal que ese trámite es imprescindible para que el Concello pueda intervenir en propiedades privadas, ya que precisa de una autorización para hacerlo. Para actuar en el resto de la ciudad, el Gobierno local impulsará la modificación de la ordenanza de limpieza viaria con el fin de ampliar esta iniciativa. El cambio legal incluirá además la autorización para que el Concello pueda instalar murales artísticos en zonas degradadas, así como para que puedan sustituirse las sanciones a los autores de pintadas por trabajos en beneficio de la comunidad que podrían ser la eliminación de los grafitis realizados por ellos mismos, en especial cuando se trata de menores de edad.

La investigación de la autoría de las pintadas es precisamente otra de las medidas incluidas en el plan municipal, que centra sus esfuerzos en la identificación de estas personas. Para ello se cuenta con la colaboración de expertos en criminología que analizan las pintadas para buscar patrones grafológicos que permitan conocer a sus autores. La edil de Medio Ambiente señaló que los daños causados por estos actos vandálicos son elevados, ya que muchas veces se llevan a cabo en edificios protegidos, por lo que previó que las sanciones que se impongan a los responsables serán elevadas, ya que el objetivo de estas medidas es conseguir que dejen de cometerse las pintadas.

Para García, el interés municipal con las iniciativas diseñadas por el Concello es "desincentivar" a quienes realizan los grafitis, en especial a los menores de edad, y señaló que las labores de limpieza se llevarán a cabo con los medios previstos en la actualidad en el servicio de limpieza viaria. A pesar de que se trata de un plan diseñado para responder a la situación actual de la ciudad, la titular de Medio Ambiente manifestó que este trabajo se efectuará de forma permanente.

Otra de las actuaciones que se incluyen en el plan contra las pintadas se lleva a cabo ya desde hace semanas a través del programa Ruarte, mediante el que se instalan murales artísticos en puntos de la ciudad que precisan de una intervención estética. Tras la realización de trabajos de este tipo por parte de artistas locales en la plaza de A Cubela, el parque de Eirís, la calle Caballeros, el antiguo depósito de agua de Monte Alto y la calle Costa Rica, el Concello prevé instalar otro en la entrada del parque de San Diego por el cruce entre la ronda de Outeiro y la avenida del Ejército que fue solicitado por la asociación de vecinos de A Gaiteira-Os Castros y que contendrá motivos oceánicos.

García señaló que hay más colectivos vecinales y artísticos que solicitaron al Concello la realización de murales de este tipo, por lo que esta iniciativa continuará en los próximos meses. También se inscribe en esta línea la reparación del mural creado por el colectivo In Nave Civitas en la plaza de Pontevedra, entre el instituto y el colegio Eusebio da Guarda, en homenaje a Urbano Lugrís, que fue deteriorado con pintadas.

Pero la intervención en contra de estos grafitis vandálicos también se extenderá a los contenedores de recogida de ropa situados en las calles, ya que al ser de color blanco son uno de los lugares preferidos para que sus autores dejen su huella. Para intentar acabar con esta práctica, la semana que viene se iniciará la decoración de los recipientes con siluetas de algunas de las prendas que se pueden depositar en ellos, así como con lemas que invitan a la ciudadanía a la donación de ropa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

esquelasfunerarias.es