31 de enero de 2019
31.01.2019

"La Universidad nos cedió Elviña y pudimos crecer"

El Victoria prevé que las obras en el campo de fútbol de INEF entren en funcionamiento con el inicio del próximo curso y de la temporada

31.01.2019 | 00:30
Una jugadora del Victoria, en un partido contra el Deportivo Abanca.

Dice Juan Vázquez, el presidente del Victoria Club de Fútbol, que con el traspaso de Lucas Pérez del Deportivo al Arsenal, les tocó "la lotería", aunque habían jugado muchos boletos, los de formar al jugador durante su infancia. De pronto, en sus cuentas había 150.000 euros que podían invertir en lo que quisiesen. La idea de meterlos en el presupuesto de 2018 cayó por su propio peso. "Sería irreal, sería pan para hoy y hambre para mañana", explica Vázquez, que define al Victoria como "corredores de fondo".

"No nos interesan los resultados inmediatos, por eso se nos ocurrió la idea de colaborar con la Universidad", dice. No fue casual que eligiesen esta institución. Y es que, cuando el Victoria quiso montar su equipo femenino, fue la Universidade la que le abrió las puertas de los campos de Elviña.

"Ellos nos cedieron una parte de sus instalaciones y, a partir de ahí, pudimos empezar a crecer en la estructura del fútbol femenino. Lo que no queríamos era tener un equipo ya, como buena entidad de fútbol base queríamos hacerlo desde abajo e ir creciendo, con equipos de niñas", recuerda el presidente del club, que se queja de la falta de instalaciones deportivas en la ciudad.

Su primer impulso fue invertir en los campos que vieron crecer al Victoria, pero no fue posible, "por los problemas con el tema del atletismo", ya que sus instalaciones tampoco están en buenas condiciones y surgió la idea, después, de renovar el campo de hierba artificial de INEF, en Bastiagueiro. Un espacio al que siempre le tocaba esperar a que llegasen tiempos económicos mejores para acometer obras.

Los 150.000 euros que el Arsenal pagó al Victoria por el mecanismo de solidaridad irán a parar a la renovación del césped, pero también a otras actuaciones complementarias, como el sistema de riego. "Si nos diese el dinero para hacer una gradita ya sería perfecto", comenta Vázquez, que espera que las obras terminen en verano para que las instalaciones estén plenamente operativas con el inicio del curso y de la temporada, ya que será la nueva sede del Victoria, al menos durante quince años, y siempre que no interfiera en la actividad académica y en las horas de uso de la UDC.

"Nosotros tampoco somos la madre Teresa de Calcuta y tenemos una masa social ante la que tenemos que justificar la aportación de 150.000 euros, a nosotros nos va a servir para reforzar nuestra estructura, porque, por ejemplo, el equipo de aficionados solo podía hacer tres sesiones semanales por falta de espacio y, ahora, a lo mejor, puede hacer cuatro, o el Juvenil Nacional, que está intentando dar el salto a División de Honor", comenta. Asegura que, desde el club, no han tenido oportunidad de hablar el tema con Lucas, pero confían en que esté "encantado" con la decisión, aunque prevén, eso sí, "hacer algo con él" cuando esté ya en marcha la renovación del campo.

"Nos podríamos haber vuelto locos y, como el equipo de aficionados está a un paso de ascender a Preferente, coger ese dinero, fichar a tres o cuatro y dar el salto, pero creemos que no está bien. El dinero del deporte tiene que revertir en el deporte y esos 150.000 euros van a facilitar que muchos universitarios practiquen, que ese campo que está medio abandonado se reactive y que nosotros también lo usemos", resume el presidente del Victoria, que no descarta que se vuelva a dar un caso Lucas Pérez, aunque de su cantera han salido ya varios jugadores que están en la élite.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es