09 de octubre de 2019
09.10.2019

La denegación de becas comedor ocasiona renuncias a las actividades extraescolares

Familias que antes disfrutaban de esa ayuda deciden dejar de acudir a las iniciativas de ocio al tener que pagarlas a partir de ahora

08.10.2019 | 21:14
Alumnos participando en una actividad extraescolar.

El elevado número de becas de comedor escolar denegadas por el Concello este curso, 1.177 de los 1.992 expedientes presentados, tiene efectos colaterales sobre otra de las iniciativas que hacen posible la conciliación de la vida familiar y laboral, las actividades extraescolares. La Federación de Asociacións de Nais e Pais de Alumnos informó ayer que la pérdida de la beca para comer en los colegios públicos está causando la baja de numerosos estudiantes en las extraescolares.

Lola Blanco, presidenta de la entidad que agrupa a las asociaciones, explicó que estas actividades son gratuitas para todos aquellos niños que disfruten de una beca de comedor, de forma que los que este curso no dispongan de ella tendrían que abonar su coste, por lo que se están recibiendo solicitudes de bajas en determinadas actividades.

La presidenta detalló que desde que se hizo pública la lista de beneficiarios de estas ayudas, en la federación se enfrentan a una "locura" por la continua comunicación de solicitudes de baja en las actividades. Blanco estimó que la federación, que se encarga de la coordinación de este programa, va a tener "muchos problemas" para ponerlo en marcha al inicio de este curso y advirtió que es posible que se produzca la anulación de alguna actividad en un colegio, aunque por el momento es pronto para saberlo.

De los 1.177 expedientes de becas denegadas, que en algunos casos incluyen a más de un alumno, casi la mitad, 504, corresponden a familias que no presentaron la documentación requerida, a pesar de que tras cerrarse el plazo para su entrega se abrió otro en el que se podían aportar los documentos pertinentes. Otras 327 solicitudes fueron rechazadas por no alcanzar la puntuación exigida, 143 por superar los ingresos máximos establecidos y 141 por tener deudas con las administraciones.

El Gobierno local justifica el aumento de las denegaciones con que el cumplimiento de las obligaciones tributarias ahora no solo afecta a la persona solicitante de la beca, sino a toda la familia. También alude a que, mientras que el Concello considera que no hay deuda tributaria si se ha solicitado el fraccionamiento del pago, otras administraciones no hacen así, aunque la Ley General de Subvenciones señala que no se considerará que existen deudas fiscales cuando "se encuentren aplazadas, fraccionadas o cuya ejecución estuviese suspendida".

La concejal de Marea Atlántica Silvia Cameán reclamó ayer una solución para los alumnos con beca denegada y calificó de "inadmisible" pasar de las 1.600 concedidas el curso pasado a las 1.200 del actual. "Los gobiernos están para resolver problemas, no para crearlos", afirmó la antigua responsable de este departamento municipal, quien exigió al Gobierno local que se reúna de forma urgente con el interventor para buscar una alternativa para las familias en situación de vulnerabilidad social. Cameán añadió que las becas de comedor se están tramitando como subvenciones en lugar de como las ayudas sociales y aseguró que las bases de la convocatoria de este curso son iguales que las del anterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es