14 de octubre de 2020
14.10.2020
La Opinión de A Coruña

El acusado de degollar a su mujer en la calle de la Estrella declara que hizo lo que ella le pidió

Asegura que su esposa tenía "una grave depresión" y quería morirse y mantiene que el "medio" para hacerlo "lo eligió ella" ▶ Un hijo de la víctima sostiene que la "maltrataba" y que es un "asesino"

14.10.2020 | 13:37
El acusado, Ramón S.G., conversa con su abogado, José Ramón Sierra, durante el juicio.

Un acusado de degollar a su esposa el 18 de julio de 2018 en A Coruña en su domicilio de la calle de la Estrella ha alegado este miércoles que ella se lo "pidió" debido a que tenía "una grave depresión" y quería morirse y ha asegurado que el "medio" por el que lo hizo "lo eligió ella", mientras que el hijo de la víctima ha sostenido que la "maltrataba" y que es un "asesino".

"No me arrepiento de haber hecho lo que ella quería", ha subrayado el sospechoso de asesinato, para quien las acusaciones particular y popular piden la pena de prisión permanente revisable y la Fiscalía 25 años de cárcel, en el juicio que celebra esta semana la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña, con Tribunal del Jurado.

Durante su declaración, el supuesto autor del conocido como crimen de la calle de La Estrella ha admitido que el 11 de julio de 2018 su mujer intentó suicidarse, no siendo la primera vez, pero no permitió que se quedara ingresada en el hospital psiquiátrico, pese a la recomendación médica, porque "ella no quería".

Al respecto, ha reconocido que se comprometió a darle él la medicación y a vigilarla porque, según le trasladó el psiquiatra, había riesgo de suicidio.

"Yo no quería que muriera, pero a esa situación que llegamos", ha narrado el varón sobre los intentos de ella de quitarse la vida y las "peticiones" de "ayuda", y ha explicado que lo acabó asimilando: "Te tendré que ayudar yo".

Ante el relato del Ministerio Fiscal, que indica que el encausado cubrió la cama de ambos con bolsas de plástico el día de los hechos, el procesado ha indicado que "lo preparó todo ella", de modo que su esposa, ha añadido, cubrió la cama con una lona de plástico, colocó una toalla y llevó el cuchillo a la habitación.

Entonces, ha contado que él se sentó junto a ella, cogió el cuchillo, le "temblaba" la mano y en ese momento lo hizo. "Yo no la maté, yo solo hice lo que ella quería que hiciera. Yo la he ayudado", ha enfatizado.

En la sesión, el procesado, que permanece en prisión provisional, ha respondido a las preguntas del fiscal y de la defensa, pero no ha querido someterse a los interrogatorios del letrado de la acusación particular y del abogado de la Xunta porque, ha apuntado, "son parciales".

Por otra parte, uno de los hijos de la víctima, Jonathan, ha asegurado, en declaraciones a la prensa, que el acusado "la maltrataba", le fue "infiel" y que es "un asesino".

Respecto a la posición que alega la defensa en torno al suicidio asistido, ha aseverado que "nadie en su sano juicio le corta el cuello a una persona".

Así, ha asegurado que él y sus hermanos no podían hablar a solas con su madre, porque "siempre estaba él". "Es un maltratador y ha hundido a mi madre y a mi familia", ha sostenido Jonathan, que ha atribuido el crimen a "la maldad" del encausado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es