Kiosco

La Opinión de A Coruña

El 091 confirma una segunda denuncia por pinchazo, pero descarta la sumisión química

La joven denunció en Santiago tras una noche de fiesta en A Coruña, donde asegura haber notado el pinchazo, aunque no llegó a desmayarse

Vehículos de la Policía Nacional 13fotos

La Policía Nacional cuenta con una segunda denuncia por un posible pinchazo en A Coruña. La joven, que salió de fiesta por la ciudad, interpuso la denuncia en Santiago de Compostela el 17 de julio. Aseguró haber notado el pinchazo, pero en ningún momento se desmayó. De hecho, en cuanto notó algo, avisó a su grupo de amigos y a personal del local de hostelería en el que se encontraba. Fuentes policiales señalan que no coincide con un caso de sumisión química.

Hay otra denuncia de una mujer que se desmayó a las puertas de una discoteca el pasado sábado. Esta joven no notó nada, según fuentes policiales, pero tras inspeccionarse en el hospital encontró una pequeña marca en el tobillo que podría corresponder a un pinchazo. La investigación está en marcha, para saber si se le suministró alguna sustancia, pero fuentes policiales insisten en que, de momento, no parece que sea un caso de sumisión química. La persona estuvo acompañada en todo momento por amigos hasta su desvanecimiento, motivo por el que fue trasladada al hospital.

Desde Madrid, la Policía asegura que, de entre todas las denuncias presentadas, ninguna se ha confirmado como un caso de sumisión química.

Los pinchazos empezaron en Alemania hace unas semanas y la alarma se ha activado desde entonces. Con una jeringuilla, los agresores inyectan una sustancia a sus víctimas, que les adormece o incluso les hace perder el conocimiento. El objetivo es abusar sexualmente de las víctimas, que no pueden oponer resistencia en esas circunstancias.

Cuando se presentan las denuncias, como las dos que registró la Policía Nacional en A Coruña en los últimos días, los agentes solicitan grabaciones y toman declaraciones a testigos, así como a la propia víctima. En algunos casos también se están realizando análisis a las denunciantes para comprobar si hay algún tipo de sustancia en su organismo. Una joven que denunció en Nigrán tras haber notado un pinchazo en el brazo fue sometida a estos exámenes y se encontraba limpia.

Compartir el artículo

stats