Kiosco

La Opinión de A Coruña

El retraso de suministros demora cuatro meses la obra del traslado de Repsol a Langosteira

Afecta a la instalación del sistema de bombeo | La compañía preveía finalizar este agosto cuando inició los trabajos | El primer plazo que se pactó para la mudanza era abril de 2018

Obras por el poliducto. | // CARLOS PARDELLAS

La finalización de las obras del poliducto de Repsol, que conectará la refinería con punta Langosteira para trasladar allí las operaciones que ahora realiza en el muelle petrolero, se aplaza a diciembre por el retraso en la entrega de suministros y equipos.

Fuentes de Repsol indican que “la instalación del sistema de bombeo y regulación para el envío de crudo desde el puerto exterior a la refinería se ha visto afectada” por esta demora, lo que obliga a “cambios en la planificación de la obra”. La previsión es finalizar el traslado en diciembre. Tras múltiples demoras y tras iniciarse finalmente la obra, la conclusión de los trabajos se fijó para agosto de 2022 como fecha límite. El acuerdo de 2013 entre Repsol y la Autoridad Portuaria estimaba que la mudanza habría concluido en abril de 2018.

El retraso de los suministros afecta solo a uno de los cuatro bloques del proyecto para el traslado de Repsol a Langosteira. Es el de las instalaciones auxiliares ubicadas en el puerto exterior, que incluyen la instalación de tres kilómetros de tuberías y que, informan, “ya está prácticamente acabada”. También están finalizadas las construcciones de los edificios. Además, continua el desarrollo de las obras previstas de acondicionamiento de la explanada, el montaje de equipos, así como la telemática, montaje eléctrico, sistemas de seguridad y equipamientos.

Ya hubo retrasos en el inicio de la obra del poliducto por la complejidad del proyecto, su tramitación ambiental e imprevistos surgidos, como la aparición de petroglifos en la zona de Nostián. Casi tres años tardaron en arrancar los trabajos.

La nueva infraestructura, que en principio estará disponible antes de 2023, cuenta con un presupuesto total de 126 millones de euros. Ochenta son para el poliducto y sus instalaciones auxiliares en el puerto exterior, que abarcarán 30.000 metros cuadrados. Otros 35 millones se invierten en la obra marina del pantalán, que finalizó en 2021. Y con 7 millones más se ejecutarán modificaciones en la refinería de Repsol, que permiten conectar las instalaciones existentes en el complejo industrial con el nuevo poliducto. Repsol detalla que “en este bloque están los plazos ajustados a la planificación y cumplidos en un 98%”.

Compartir el artículo

stats