La Oficina Técnica da Seca dio ayer por superada la situación de prealerta por escasez de agua en la demarcación Galicia-Costa, en la que se desactivó el nivel de riesgo de abastecimiento en el sistema del río Mero, Arteixo y ría de A Coruña por la situación del embalse de Cecebre, al 62,9% de ocupación; así como en la zona dependiente de los embalses de Baiona y Zamáns.

La directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, señaló que en la reunión de la oficina se confirmó la mejoría de los indicadores de sequía prolongada gracias a las lluvias de noviembre, que fueron un 50% superiores a la media de la serie histórica, en especial en el suroeste de Galicia.

El nivel de los embalses de abastecimiento de la demarcación Galicia-Costa, de competencia autonómica, se sitúa ahora en el 74,3%, con una ocupación que supera en casi 4,4 puntos la del año anterior. En Cecebre se declaró la prealerta en septiembre, con un 55% de capacidad, que cayó hasta el 37% el 17 de octubre.