Alfonso Hermida, director del área de Deportes del Concello, hizo pública ayer su dimisión, que presentó el miércoles a la alcaldesa, Inés Rey, tras la renuncia de la concejala responsable del departamento, Mónica Martínez, al confirmar el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia la anulación de su nombramiento como edil del Gobierno local por considerarlo un caso de transfuguismo. Hermida llegó al puesto en septiembre de 2020 y ligó su permanencia a la de Martínez.

En su cuenta de Twitter calificó de “regalo” trabajar por el deporte coruñés y pidió disculpas por no llegar “más alto, más fuerte y más rápido”. Martínez publicó en la web municipal una carta en la que se despidió de las carreras populares.