El Pleno municipal de A Coruña dio su aprobación al convenio al que Concello y Xunta deben rubricar para financiar las expropiaciones necesarias para la ampliación del Hospital Universitario y sus accesos, que comporta una inversión de 22 millones de euros procedente de las arcas municipales. El documento fue aprobado con los votos a favor del PSOE y PP, la abstención de Marea, BNG y la concejala no adscrita Susana Soneira y con el voto en contra de la edil Isabel Faraldo. El grupo Popular señaló votar a favor por "colaborar, sumar y trabajar por la ciudad", en aras del beneficio que traerá la ampliación del hospital para la comarca coruñesa, pero criticó la ausencia de un compromiso presupuestario por parte del Concello. "Vamos a apoyar este convenio", aseguró su portavoz, Miguel Lorenzo, que matizó que "no vale para nada", pues no se puede iniciar la tramitación "mientras no haya presupuesto". Así lo exigió también la Xunta, que demandó partidas concretas en las que se consignen los fondos que deben financiar las actuaciones programadas.

El Ejecutivo local asegura que ya cuenta con autorizaciones y disposiciones de gasto sobre las cantidades incluidas en el convenio, trámite previo a la elaboración del presupuesto con el que se compromete a que figuren en el documento definitivo. En la misma sesión plenaria, el concejal de Urbanismo, Francisco Dinís Díaz, apeló al informe del interventor en el que consta el "compromiso económico del concello", método mediante el cual se están ejecutando otras obras en la ciudad, como los trabajos de la Estación Intermodal, que la administración autonómica desarrolla con financiación municipal. Díaz ciñó a "excusas" la falta de agilidad en el proceso de tramitación, y criticó que la Administración autonómica no haya aprobado "ni inicialmente" el Proyecto de Interés Autonómico, sin el que, aseguró, "no hay nuevo Chuac".