La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El desembarco de Ignis en A Coruña: hidrógeno en Alu Ibérica, amoníaco en Langosteira y una "red subterránea"

El primer elemento se elaborará con energías limpias en la antigua fábrica de Alu Ibérica

Instalaciones de Alu Ibérica en el polígono de Agrela, donde Ignis prevé instalar su planta de hidrógeno verde. VICTOR ECHAVE

La empresa energética Ignis prepara su desembarco en A Coruña con un doble proyecto que implica construir fábricas en las antiguas instalaciones de Alu Ibérica en Agrela y el puerto exterior de punta Langosteira. Según explican fuentes de la empresa, las dos iniciativas son “absolutamente” compatibles, ya que una abastecerá a la otra. La fábrica de Agrela sintetizará hidrógeno utilizando energías limpias, y se enviará “a través de una red subterránea” hasta la planta del puerto exterior, donde se combinará con nitrógeno de la atmósfera para crear amoníaco. Este será “verde”, dado que para elaborarlo se utilizará energía de fuentes renovables, y se llevará a las industrias finalistas por vía férrea o marítima.

La planta de Agrela estará en unos terrenos cedidos por Resonac, la antigua Showa Denko, que ya cuenta con una fábrica anexa a la antigua Alu Ibérica y ha realizado el pasado lunes la oferta de compra a la administración concursal de esta.

Además del hidrógeno que consuma el grupo en su proyecto de punta Langosteira (que desarrolla su filial Armonia Green Galicia), parte se empleará “para el proceso de descarbonización de la industria gallega”. El proyecto “incluye también la generación de oxígeno, que podrá valorizarse en la industria, la medicina o para mejorar la calidad del medio ambiente”.

El monto de la inversión, según indica Ignis, todavía depende “de las características finales del proyecto, así como de su ubicación”, pero en una “primera fase" está prevista "una inversión superior a 350 millones de euros para acometer ambos desarrollos”. La compañía no ha aclarado cuántos puestos de trabajo prevé crear con el proyecto, aunque señala que sería “empleo de calidad”, tanto en el proceso de construcción de la planta como durante su funcionamiento. La producción sería en esta primera fase de 150.000 toneladas anuales de amoníaco."

El plan industrial para A Coruña, defiende Ignis, es “único y pionero”, y contribuirá a “fomentar la competitividad y la descarbonización de la industria, especialmente la electrointensiva”. También tendrá “sinergias” con Resonac.

Esta empresa planea ocupar la mayor parte de los terrenos de Alu Ibérica para dedicarlos a la ampliación de su planta actual, que sintetiza grafito dedicado sobre todo a la metalurgia, y a un posible proyecto para construir otra fábrica de grafito para baterías de coches eléctricos, que está pendiente de conseguir ayudas. En punta Langosteira hay otros planes empresariales ligados a las energías limpias dentro del programa Green Port, como la instalación de aerogeneradores por parte de Inditex, las plantas de generación de hidrógeno Fisterra Energía y Elecnor o las industrias de eólicos marinos propuestas por Candieira Offshore Wind y Moncobra.

Compartir el artículo

stats