14 de octubre de 2011
14.10.2011
BALONCESTO / PRIMERA DIVISIÓN FEMENINA

Un Maristas renovado, a escena

El técnico herculino, Rubén Vázquez, asegura que con los cuatro nuevos fichajes se ha dado "un salto de calidad". Las coruñesas se miden el domingo a Covipro

14.10.2011 | 02:00
Rubén Vázquez, dirigiendo un partido de Maristas la pasada temporada. / juan varela

El Sondeos del Norte Maristas inicia el domingo ante el Covipro San Isidro un nuevo curso con energías renovadas, savia nueva en su plantilla y bajo el mando, una temporada más, de Rubén Vázquez. El conjunto coruñés ha incorporado a cuatro nuevas jugadoras, con lo que el técnico cree que el grupo ha dado "un salto de calidad". "Sufrimos las bajas de nuestra base Vero y Paula, que jugaba de pívot, dos jugadoras veteranas, pero que por motivos laborales no podían seguir", resume Vázquez, que cree que, con estas dos ausencias, se pierde "experiencia y un poco grupo humano". Aún así, asegura que en el conjunto "todas se llevan fenomenal" e indica que son "como una gran familia".

Para suplir esas bajas, la plantilla se reforzó con cuatro caras: "Incorporamos a las aleros Arrate Herrezuelo, del Bembibre de Liga 2, a Itziar Eirín, que jugó en Calasancias, y Almudena Puente, del Ensino" y y para apuntalar la pintura "María Massuet, también jugadora de Liga Femenina 2". Pero, en el caso de Puente, de la que el preparador herculino espera "mucho rendimiento" sufre actualmente una "lesión en una rodilla". Vázquez teme que la dolencia le impida iniciar la temporada con garantías, y más teniendo en cuenta sus antecedentes, pues ya sufrió en la otra rodilla una lesión del ligamento cruzado.

Con estos fichajes, Vázquez cree que han configurado "un buen equipo" y asegura que sus pupilas ya están deseando que empiece la competición, tras más de un mes de pretemporada. "Comenzamos el 29 de agosto y ya tienen ganas de jugar. Llevamos mes y medio de preparación, pero tuvimos una semana mala, con muchas lesiones y en la que no pude contar nada más que con dos jugadoras, por lo que pienso que vamos a llegar un poco justos tanto en el aspecto táctico como técnico al primer partido", indica. Tras este encuentro, las chicas del Maristas tendrán una jornada de descanso, motivada por el abandono de la categoría de su próximo rival, el Blas-Gon burgalés. Vázquez agradece esta circunstancia, ya que podrán "fijar conceptos y recuperar a las jugadoras que estuvieron lesionadas durante la pretemporada". El entrenador de Maristas es optimista de cara al rendimiento del conjunto este año y espera "mejorar" el séptimo puesto de la campaña anterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

Buscador de deportes