01 de octubre de 2019
01.10.2019
La Opinión de A Coruña
Atletismo | Mundial

Galicia, pendiente de Doha

El viveirense Adrián Ben vuelve a citarse con la historia en la final de 800 metros lisos Partirá con la peor marca de los ocho finalistas, pero no renuncia a nada

30.09.2019 | 22:42
Adrián Ben, tras la disputa de la semifinal de 800, en Doha.

Los paisanos del atleta Adrián Ben podrán seguir hoy por la noche, a partir de las 21.00 horas, la final de los 800 metros del Mundial de Doha en una pantalla gigante que el Ayuntamiento de Viveiro instalará en la Praza Maior de la localidad. Pero toda Galicia estará pendiente de Doha, para ver en acción al joven viveirense, que se clasificó para la final con su mejor marca personal de 1.44:97, récord gallego absoluto, octava mejor marca española de la historia y mejor marca española en un Mundial.

Después de la gran alegría que este joven atleta „de 21 años„ les dio a sus vecinos de A Mariña al clasificarse para la final del Mundial, el gobierno local de Viveiro tomó la decisión de instalar esa pantalla para que sus paisanos tuviesen la oportunidad de transmitirle su apoyo y reconocimiento, como ejemplo de esfuerzo y dedicación.

Por su parte, Tomás de Teresa, hasta ahora era el único atleta español que ha corrido una final de 800 en campeonatos del mundo (octavo en Tokio 91) y Fermín Cacho, campeón olímpico de 1.500 en Barcelona 92, aconsejan "que disfrute" al gallego Adrián Ben, que hoy se convertirá en el segundo español finalista.

"En unos campeonatos por estas fechas, está claro que importa más el estado de forma que la marca. Tácticamente, Adrián ha corrido muy bien, lo cual es muy importante en 800, y ahora lo que tiene que hacer es disfrutar en la final", declaró De Teresa, que recuerda que en 1991 no se le dio demasiada relevancia a su logro, ser el primer español finalista en 800, "pero el tiempo ha demostrado lo difícil que es eso. Han pasado 28 años hasta que otro español ha podido conseguirlo".

"Lo que Adrián hizo en semifinales es una buena táctica. Creo que va a ser una carrera a ritmo de 1:44 y si llegas bien ahí, en el último 100 se puede recoger a muchos que vayan mal", añadió.

Fermín Cacho, fiel a su carácter competitivo y ambicioso, anima a Ben a "salir a ganar", sin ambages. "Ayer (por el domingo) le vi correr muy bien, con mucha cabeza, y fue recogiendo cadáveres. Ahora tiene que ser ambicioso. Ya tiene plaza olímpica y sabe que ya no va a quedar por debajo del octavo en un Mundial, así que cualquier resultado será bueno para él. Yo que él, haría una apuesta ganadora. No hay que tener miedo a nadie".

Ben, que en semifinales batió el récord de Galicia con la mejor marca obtenida por un español en Mundiales (1:44.97), volverá a ser, aún así, el finalista con peor marca de los ocho, como ya le ocurrió en la ronda precedente, pero en Doha ha demostrado un desparpajo sin límites a sus 21 años.

El atleta de Viveiro (Lugo) trabaja en el grupo de entrenamiento dirigido por Arturo Martín, al que también pertenece Fernando Carro, nuevo plusmarquista nacional de 3.000 obstáculos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook