19 de septiembre de 2020
19.09.2020
La Opinión de A Coruña
Fútbol

Once clubes solicitan un mayor control económico en Segunda División B

La categoría la componen 102 equipos

19.09.2020 | 01:25
Luis Rubiales, presidente de la FEF.

Once de los 102 equipos de Segunda División B, entre ellos el Racing de Ferrol, remitieron ayer una carta a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en la que solicitaban evitar una "competencia desleal" entre determinados clubs en fichajes y solicitan una "competición más limpia y justa para todos los participantes" en la categoría.

Así lo indican en un escrito divulgado por las entidades firmantes en el que piden un "mayor control económico sobre los pagos y contratos que los clubs realizan con algunos futbolistas".

Según estos once clubes -el Deportivo y la mayoría de los clubes no fueron consultados-, esta situación es "inaceptable", por lo que insta a aquellos equipos que compartan esa postura a adherirse y exhorta a "luchar juntos por una competición que se rija en su totalidad por la normativa vigente".

Junto al Racing de Ferrol, firman la carta el Numancia, el Rayo Majadahonda, la Cultural Leonesa, el Internacional de Madrid, el Badajoz, el San Fernando, el Ibiza, Unionistas de Salamanca, UCAM Murcia y Zamora.

Los clubs indican sufrir una "situación de desventaja competitiva debido a las malas prácticas económicas que llevan a cabo algunos equipos de la categoría".

Por este motivo, aluden a su "deber de luchar por un deporte justo y limpio" y muestran su "absoluto rechazo al incumplimiento de las normas de rigor económico por las que todos los clubes de Segunda B deberían regirse".

La "inobservancia por parte de algunos equipos provoca un agravio comparativo", reseñan los clubs en la carta remitida a la Federación Española y consideran que "debería estar castigado" prácticas como "pagos que no se ajustan en su totalidad a la legislación y cantidades de dinero que se perciben de manera no oficial". Del mismo modo, también piden a la AFE, que no ampare dicha situación.

Al mismo tiempo, inciden en que los firmantes "cumplen con el pago de todos los contratos de manera regular, así como con las cantidades a percibir por el IRPF y la Seguridad Social", por lo que se sienten "perjudicados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook