Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

baloncesto

“En el club éramos como una familia”

Enrique Caruncho y Cheché Bujía recuerdan cómo surgió el Básquet Coruña en 1996

Cheché Bujía y Enrique Vázquez Caruncho, en el barrio del Ventorrillo. // VÍCTOR ECHAVE

El Básquet Coruña homenajea este viernes a su pasado en el descanso del Trofeo Teresa Herrera en el Palacio de los Deportes de Riazor. Y de él forman parte como dos de los protagonistas indiscutibles de los orígenes del club, hace ahora 26 años, Enrique Vázquez Caruncho, primer presidente de la entidad, y José Cheché Bujía, socio número uno. En un momento así, afloran los recuerdos y sentimientos. “Éramos como una familia”, dicen. Ellos pusieron los cimientos de lo que pasadas dos décadas se ha convertido en un equipo profesionalizado y que llama a las puertas de la ACB. “Seguro que ese sueño se cumple en un futuro no muy lejano”, desean.

Caruncho explica cómo surgió todo en 1996. “Carlos Devesa, Javier Castroverde y yo estábamos en el Club Baloncesto Arteixo y creíamos que era el momento de dar el salto a la EBA. Buscamos alternativas y creímos que lo mejor era venir a A Coruña porque aquí había más posibilidades de público y también de empresas para que se convirtieran en patrocinadores “, explica. Y en ese momento entró en escena la Asociación de vecinos de O Ventorrillo. “Allí ya teníamos mucha actividad deportiva, con un equipo de voleibol que estaba en Primera División y un montón de grupos”, recuerda Bujía, “decidimos dejarles un local pero que a cambio alguien de la asociación tenía que entrar en la directiva y fui yo”.

“Aquello cuajó y empezó un proyecto ilusionante. Fueron unos años muy bonitos”, continúa Bujía. “Yo creo que también había un hueco en la ciudad porque acababa de desaparecer otro proyecto que había”, matiza Caruncho. Gracias a que heredaron la estructura del CB Arteixo, incluido los jugadores, que se pasaron al nuevo equipo, los inicios no fueron tan duros, pero no exentos de retos. “Tuvimos que pedir un crédito de 75 millones que cuidadito, para nosotros ya era mucho dinero”, comenta el socio fundador.

Enrique Caruncho y Cheché Bujía, en O Ventorrillo. VICTOR ECHAVE

Ahora el presupuesto, solo para el primer equipo, roza el millón de euros. “La evolución del club en estos 25 años ha sido muy buena, yo creo que ahora mismo su trayectoria es inmejorable”, valora Caruncho, “se ha avanzado muchísimo, trabajando para llegar a la ACB”. Su excompañero de directiva coincide con él: “En esta última etapa le han dado al club la profesionalización que le hacía falta. Nosotros solo éramos unos amigos con mucha ilusión. Ahora llegan a sitio que para nosotros era impensable entonces”.

Sin embargo, uno sigue relacionado con el baloncesto y otro cortó por lo sano. “Yo sigo siendo socio y ayudando en todo lo que puedo”, asegura Bujía, que reconoce que en todos estos años ha tenido predilección por un jugador en concreto, “Lolo Castro, un base especial” . “Yo desde 2006 no sigo el baloncesto”, apunta sin embargo Caruncho. “Quedé cansado y el juego de ahora ya no me gusta. Y mira que llevaba treinta años vinculado... pero es que ahora el baloncesto me parece muy físico e individualista”, concluye.

Todos disponibles salvo Diagne

El Leyma Coruña disponede su última prueba antes del inicio oficial de la temporada en la LEB Oro. Será en el Trofeo Teresa Herrera que disputará contra el San Pablo Burgos este viernes en el Palacio de los Deportes de Riazor a partir de las 20.00 horas. Diego Epifanio solo tendrá una baja —además de la de Álex Hernández, lesionado de larga duración— ya que Atoumane Diagne ha tenido que viajar a Senegal por el fallecimiento de su padre. El resto de la plantilla está disponible, incluido Javi Vega, que se ha perdido gran parte de la pretemporada por problemas físicos, y también estará Olle Lundqvist, que no jugó el lunes el amistoso en Oviedo.

La entrada para el encuentro es libre. Los socios solo tendrán que presentar su carnet mientras que para el resto del público es necesaria la retirada de una invitación en las taquillas del pabellón, que estarán abiertas desde las 17.00 horas hasta minutos antes del comienzo del partido. También allí se pueden realizar los abonos para la temporada 2022-23. El club anunció que esta semana ya pasó la barrera de los mil socios.

Después de las buenas sensaciones del equipo en sus dos últimos compromisos, en el Palacio contra el Melilla hace una semana y el lunes en Pumarín contra el Oviedo, el Leyma se encuentra con un Burgos que es uno de los favoritos de una LEB Oro en la que se multiplican los gallos. Los burgaleses, que el año pasado estaban en la ACB, tendrán que demostrar sobre la pista sus argumentos al ascenso.

Compartir el artículo

stats