08 de septiembre de 2012
08.09.2012

Zé, un lustro de tranquilidad

El central, que jugó anteayer su primer duelo en esta temporada, asegura que afronta con tranquilidad su quinta campaña en el Deportivo y aspira a ser "titular". "A nadie le gusta ser suplente"

08.09.2012 | 02:00
Zé Castro pugna con el balón con un jugador del Dubra, con André Santos al fondo, durante el amistoso disputado anteayer. / carlos pardellas

Una exposición pausada y sensata, acorde con su modo de ser tranquilo, es la que sale de Zé Castro, que anteayer jugó su primer encuentro con el Deportivo en esta campaña, después de estar toda la pretemporada lesionado. Asegura que ya está "bien" para competir y "disponible" para José Luis Oltra.

El central portugués, que cumple su quinto año en el conjunto blanquiazul, reconoce que ha pasado por etapas duras con el club, pero siempre ha mantenido "el mismo discurso". "En estos cinco años no lo cambié", indica el zaguero, que declara que en este período "podía estar más o menos contento con la situación profesional", porque a "nadie le gusta ser suplente del (jugador) titular".

Sin duda, el futbolista ha vivido diferentes situaciones desde su llegada al Deportivo en 2008 procedente del Atlético de Madrid. En su primer año, a las órdenes de Miguel Ángel Lotina, disputó 29 encuentros y fue uno de los puntales de la defensa, junto con Lopo, ganándole la partida a un recién llegado Diego Colotto. Pero al año siguiente, cambiaron las tornas y fue el argentino el que le arrebató el puesto, dejando al luso en solo 10 encuentros disputados.

El año del descenso, ya amargo de por sí por lo que supuso a nivel deportivo, tampoco fue muy prolífico para el futbolista portugués, que aquejado de varios problemas musculares tan solo pudo jugar seis encuentros. "Cuando confías en ti y sabes que puedes hacer las cosas mejor y hay momentos que no se hacen bien, no puedes mostrar la misma cara, porque falseas la situación", declaraba el defensa, que afirma que siempre ha intentado que su discurso fuese "coherente".

Su regreso a Primera, tras una temporada en la que volvió a gozar del protagonismo que tanto deseaba (27 partidos), se vio truncado en la precampaña por una inoportuna lesión muscular, que lo ha tenido parado hasta ahora. "Esta lesión no me ha venido muy bien, pero voy a hacer lo posible por estar listo", comenta el futbolista de Coimbra, que reseña que ha aprendido a "lidiar con las lesiones". "Si te comes mucho la cabeza no terminas de ponerte bien", comenta el jugador portugués, que asegura que tras la última recaída en Vilalba, ya está con "con total confianza".

La defensa ha sido una de las líneas señaladas en este inicio de campaña, a la que se le acusa de cierta fragilidad, pero el zaguero, al igual que otros compañeros como Manuel Pablo, recuerda que esa faceta es tarea de todo el grupo. "Defender es un proceso de todo el equipo, no solo de la línea defensiva. Al igual que al atacar ves quién marca el gol pero es importante cómo llega ahí el balón, al defender es igual", describe el futbolista, que cree que con cada partido el conjunto "está mejorando". Comulga con el discurso de jugadores como Marchena o Camuñas, que señalan la permanencia como objetivo: "A ellos también les pasó (descender) y no quieren que se repita".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine