23 de mayo de 2018
23.05.2018

Lendoiro aboga por "deportivizar" con urgencia el club

El expresidente afirma que el Deportivo ha perdido "todos los referentes" y lamenta que la afición está pasando "por uno de los peores momentos" del deportivismo

23.05.2018 | 13:26
Tino Fernández y Augusto César Lendoiro en 2014.

El expresidente del Deportivo Augusto César Lendoiro ha afirmado en este miércoles que el conjunto coruñés ha perdido "todos los referentes" en los últimos años y ha abogado por "deportivizar" con urgencia el club.

Lendoiro, que en las últimas semanas se ha recuperado de una neumonía que le llevó a estar en situación crítica, explica en un comunicado remitido a Efe que después de una "temporada muy triste para el deportivismo" debe dar su "punto de vista" porque "hace 30 años", justo cuando iba a asumir la presidencia, él vivió una "situación relativamente parecida".

El exmandatario, que estuvo 25 años al frente de la entidad blanquiazul hasta que Tino Fernández le sucedió en enero de 2014, explica que, ante las elecciones anticipadas al Consejo de Administración que pueden producirse próximamente, los "candidatos deben ofrecer un proyecto, atractivo e ilusionante a una afición muy dividida".

Entiende Lendoiro que los seguidores deportivistas "quizás" estén "pasando por uno de los peores momentos desde hace varias décadas". Apunta que la situación actual le "recuerda, aunque la situación económica actual es mejor por la influencia de la televisión" a su llegada "al club a mediados de junio de 1988".

"Era patente una gravísima ruptura social, que se manifestaba en los tan sólo 5.000 socios y en los tres presidentes que habían dimitido esa temporada antes de mi entrada, el cuarto antes de finalizar el ejercicio, deuda muy importante; situación deportiva que venía marcada por el gol de Vicente que nos había salvado in extremis del descenso a Segunda B", arguye.

Admite que entonces, como "no se podían resolver todas las carencias de forma simultánea", la directiva antepuso "acabar con la fractura social" a los problemas económicos y deportivos.

"El 'Camina o revienta' era un aldabonazo a los ciudadanos del peligro que corríamos si no éramos capaces de unirnos, de sumar, de remar todos en la misma dirección. Y entre todos lo conseguimos. El Coruña se convertía para el mundo entero en el 'único' Deportivo, como aparecíamos en las papeletas de los sorteos de 'Champions'", expone.

Lendoiro considera que "hoy la historia vuelve a repetirse" y advierte de que el club está "obligado a recuperar" su "identidad", algo "fundamental". "Hemos perdido todos los referentes. No se puede tardar más en 'deportivizar' el Dépor. En pocos años hemos perdido todos sus símbolos más representativos tanto en el banquillo. con el injustificado despido de Fernando Vázquez, como en el terreno de juego con la marcha forzada de los capitanes y de los canteranos del equipo", sostiene.

Incluye en la lista de jugadores a Álex Bergantiños, el argentino Lux, Laure, Insua o Juan Domínguez y también incide en la "ruptura social" con el grupo ultra Riazor Blues "a raíz" de la muerte de Francisco Javier Romero, 'Jimmy', en una reyerta entre hinchas del Deportivo y del Atlético de Madrid en noviembre de 2014.

Cita, igualmente, "el despido indiscriminado de la práctica totalidad de los dirigentes y entrenadores de la base" que se habían formado en la Escuela de Entrenadores del club y apunta que "se apostó por una ruptura total con el pasado".

"Lo que tenía que ser una excepción se convirtió en norma. Ello ha generado un enorme desarraigo en el club que ha provocado lo que la gente marinera cataloga como un barco a la deriva", argumenta.

Incide en que "ya no existen 'ideólogos' del deportivismo" porque "todos han sido despedidos" y se pregunta "cómo pueden inculcar el deportivismo a los niños aquellos que no lo sienten".

Y respecto a lo que denomina "grupo de élite" del club, abunda en que ha habido una "eliminación-desaparición" de miembros del primer equipo que se han "sustituido por profesionales" que, sin discutir su "valía", se han "criado muy alejados" de los "sentimientos" del deportivismo.

Lendoiro entiende que "ahora que llegan las elecciones parece imprescindible 'deportivizar el Depor'" para soldar la que considera una "peligrosísima fractura en la grada" que "nunca" puede permitirse el equipo gallego porque la afición es su "máximo valor".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes