26 de octubre de 2018
26.10.2018

Dilema central en la defensa

Natxo González no da pistas sobre el sustituto de Pablo Marí para recibir al Reus mañana a la espera de que Apelación resuelva el recurso presentado por el club contra la expulsión del catalán

26.10.2018 | 02:19

Un día antes del partido contra el Reus, Natxo González no sabe si podrá contar con uno de sus centrales titulares. Pablo Marí, expulsado contra el Córdoba, está pendiente de un recurso ante el Comité de Apelación para apurar sus posibilidades de disputar el compromiso de mañana en Riazor. Si se mantiene el criterio de Competición y el castigo por la doble amarilla que vio el defensa, al entrenador deportivista no le quedará más remedio que buscarle sustituto en el equipo titular.

Al técnico se le abriría así un dilema que ni siquiera ha resuelto en los entrenamientos. Somma y Bóveda son los recambios con los que cuenta para reemplazar a Pablo Marí en el centro de la defensa, pero no ha dado pistas sobre cuál es su preferido.

En los entrenamientos de esta semana ha utilizado indistintamente a uno y otro durante los ejercicios e incluso, como en la sesión de ayer en la ciudad deportiva de Abegondo, los ha colocado juntos compartiendo la misma posición. Resultaba extraño ver a Domingos ocupando uno de los puestos de central y a su lado a Bóveda y Somma turnándose en las jugadas, pero confirma las dudas de Natxo antes de recibir al Reus.

El entrenador, siempre y cuando Apelación no acepte el recurso del club por Pablo Marí, tendrá que escoger entre dos jugadores con una trayectoria diferente desde que arrancó la temporada. Bóveda empezó con protagonismo dentro de la plantilla y fue titular hasta la visita del Sporting a Riazor en la cuarta jornada del campeonato. Desde entonces solo jugó unos minutos contra el Málaga e incluso se ha quedado fuera de las últimas dos convocatorias.

A favor del jugador vasco juega que ya ha compartido la posición con Domingos y que está completamente adaptado a una competición desconocida para Somma. La experiencia del italiano desde su aterrizaje este verano se reduce al partido de Copa contra el Zaragoza y a los minutos en el tramo final contra el Elche que disputó como lateral derecho.

Natxo González tendrá que escoger entre los dos, aunque para eso deberá saber si definitivamente no puede contar con Pablo Marí. El club recurrió ante Apelación la sanción de un partido impuesta al jugador por la doble amarilla que vio ante el Córdoba la jornada pasada, pero ayer no había recibido la decisión. Lo más probable es que prevalezca el criterio de Competición, que ante las imágenes remitidas por parte de la asesoría jurídica blanquiazul dictaminó que no se podía demostrar que existiera un error manifiesto por parte del colegiado del encuentro, el controvertido Saúl Ais Reig.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes