11 de febrero de 2019
11.02.2019
Álex Bergantiños Centrocampista

"Ganar era un impulso de moral y refuerza al equipo"

11.02.2019 | 00:46
Álex golpea el balón en el partido de ayer en Granada.

Álex Bergantiños destacó al final del partido de ayer en Granada el "paso adelante" del equipo como visitante. El centrocampista coruñés, que ayer cumplió 200 partidos oficiales con la camiseta blanquiazul, subrayó la dificultad del partido en Los Cármenes y la importancia del triunfo. "Ha sido difícil, como es todo fuera de casa en esta categoría", indicó Bergantiños. El capitán deportivista, sin embargo, insistió en que el equipo a logrado crecer como visitante en las últimas jornadas. "Hemos dado un paso adelante en cuento a competitividad fuera de casa", añadió.

Álex indicó que supieron "sufrir" en el tramo final del partido para llevarse los tres puntos en un partido marcado en el calendario. "Está claro que era un partido muy importante, está muy apretada la parte de arriba. Ganar aquí era un impulso de moral también. Refuerza al equipo porque tenemos que ir a campos muy difíciles", resumió el centrocampista sobre el partido contra el Granada.

El conjunto deportivista, según Bergantiños, fue capaz de sobrellevar la "tensión" que se vivió en los minutos finales, cuando más apretó el Granada en busca del empate. "Fue un partido de mucha tensión, muy disputado y en el que dimos un paso importante", apuntó.

Álex también se refirió a la acción del gol anulado al Granada por mano. "Fue clarísimo porque sonó incluso la palma de la mano en cuanto la golpea", aseguró el centrocampista.

El capitán destacó al mismo tiempo la respuesta del equipo en un partido al que llegaba con bajas y piropeó a su compañero Mosquera, que volvía al once. "Esta categoría premia a las plantillas fuertes y competitivas. Hoy teníamos bajas y Pedro ha hecho un gran partido. La fuerza es el grupo", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes