22 de marzo de 2019
22.03.2019
Fútbol | Deportivo

Un "paso adelante" para levantarse

Natxo afronta el partido de hoy como "una oportunidad bonita" para reivindicarse ante un rival que destaca por la "intensidad" y que "va a venir arriba a presionarnos"

21.03.2019 | 20:03
Natxo González, entre un grupo de futbolistas, durante el entrenamiento de ayer en Riazor.

Empiezan las finales para el Deportivo, aunque su técnico, Natxo González, prefiere no utilizar ese calificativo para referirse a la trascendencia del encuentro de esta noche en Riazor frente al Almería. Sabe que la victoria es el único resultado válido para reengancharse a la pelea por las dos primeras posiciones, un objetivo que pasa por subir el nivel de rendimiento con respecto a los anteriores encuentros. "Tenemos que dar un paso adelante todos, reivindicarnos todos y decir que aquí estamos, tanto a nivel individual como colectivo. Es un reto que tenemos que tener todos, aumentar el rendimiento, porque hay margen", explicó el técnico blanquiazul tras dirigir en Riazor el último entrenamiento previo al encuentro de esta noche.

De cara al duelo frente al Almería, reconoció que son "tres puntos importantes y cada vez hay menos margen para aspirar al primer objetivo" del ascenso directo. "El Almería es un equipo cuya principal virtud es el cuerpo a cuerpo y la intensidad. Va a venir arriba a presionarnos casi seguro. Eso es lo que nos vamos a encontrar", resumió el técnico del Deportivo.

Para Natxo, el aspecto psicológico será lo más importante no solo en el partido de esta noche, sino "siempre". "Como la cabeza no esté bien, lo demás no tira. Tiene que ser más importante la cabeza y la inteligencia que el corazón", argumentó el entrenador, convencido de que el parón competitivo del pasado fin de semana sirvió para limpiar las mentes tras el bache de juego y resultados: "Esto sigue. Para nosotros más que un problema es una oportunidad bonita la que tenemos ahora, para dar un paso adelante y reivindicarnos".

En ese sentido, está satisfecho de la recuperación mental de sus futbolistas, si bien la prueba definitiva será esta noche en el duelo ante el Almería, "el termómetro para medir cómo tenemos esas cabezas". En cualquier caso, y pese a la ausencia de un hombre muy en forma como Edu Expósito, confía en el potencial de sus jugadores para sacar el partido adelante: "Es indiscutible que es un futbolista muy importante en los últimos tiempos pero llevo bastantes incidencias [de bajas] durante todo el año, y mi trabajo y mi objetivo es buscar soluciones, no lamentarme".

Sigue siendo "optimista" pese a la distancia sobre la zona de ascenso directo, ahora a cinco puntos. Por eso no ve el panorama "tan oscuro como algunos" porque, según recordó, él sabía que el mes de marzo podía no resultar tan positivo como inicialmente podía parecer, con tres partidos en Riazor y uno fuera ganado en los despachos ante el Reus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes