23 de mayo de 2019
23.05.2019

La temporada sobre la mesa

El Deportivo se jugará ante el Mallorca sus posibilidades de ascenso obligado a lograr la primera victoria del pleno que necesita para disputar el 'play off' y condicionado por su mala dinámica en Riazor

22.05.2019 | 22:47
La temporada sobre la mesa

La temporada del Deportivo se reducirá a lo que ocurra el lunes en Riazor contra el Mallorca. Las opciones de disputar un play off comprometido por la irregular marcha de los últimos meses dependen de conseguir una victoria que se ha convertido en obligatoria después del tropiezo en Lugo. Una derrota clausuraría un curso que ya está por debajo de las expectativas y que se ha llevado por delante al consejo de administración. Ganar al Mallorca mantendría vivas las esperanzas de disputar la liguilla por el ascenso y alargar unas opciones que en caso contrario quedarían muy maltrechas.

La plantilla es consciente de ello y del escenario al que se ha abocado después de meses de rendimiento irregular. "Contra el Mallorca nos jugaremos toda la temporada, y para afrontarlo necesitamos una semana de tranquilidad y arropados entre nosotros, porque no va a ser fácil", manifestó ayer Cartabia sobre la importancia del partido que afrontará el equipo el próximo lunes contra el Mallorca. "Llega un partido en el que no podemos fallar y vamos a intentarlo hasta que las matemáticas digan lo contrario", añadió.

Las matemáticas dicen que el Deportivo debe ganar y mirar de reojo a lo que ocurra entre Cádiz y Granada para mantener sus opciones en la carrera por el play off. "Quedan tres partidos y es importante saber los resultados, porque si gana el Cádiz, nosotros también tenemos que ganar. Pero si somos capaces de sumar los nueve puntos, es posible meternos en promoción", manifestó ayer el argentino.

El Deportivo necesitará para ello firmar una racha inédita esta temporada. Ganar los tres partidos que restan implicaría enlazar una dinámica de triunfos que se le ha escurrido hasta en tres oportunidades a los blanquiazules a lo largo del curso. Esa circunstancia tampoco se le escapa a los jugadores, conscientes de las dificultades que se han encontrado en este último tramo del campeonato. A pesar de ello aún confían en la posibilidad de disputar esa liguilla por la última plaza en Primera División. "Claro que creo, si no, no estaría aquí. No hemos enlazado tres victorias en todo el año, ojalá sea la primera vez y nos metamos. Pero primero tenemos que centrarnos en el partido del Mallorca, el más importante", reflexionó Cartabia en relación a enlazar tres victorias consecutivas en este final de curso.

El equipo deberá firmar una racha que ha tenido a su alcance tres veces este curso, la última antes de recibir al Cádiz en Riazor hace dos jornadas. El conjunto de José Luis Martí venía de ganar en Soria y Zaragoza, pero cedió un empate que comprometió sus posibilidades de afianzarse en las posiciones de play off.

Ese no será sin embargo el único desafío que afronte el equipo el lunes contra el Mallorca, porque sobre el partido sobrevolará también la inercia negativa que arrastra el equipo en su estadio. El Deportivo igualó tras empatar contra el Cádiz su peor racha como local en Segunda División. Son actualmente ocho los partidos que encadena sin una victoria ante sus aficionados y en caso de no ganar al Mallorca establecería un registro negativo que condicionará el final de temporada y al mismo tiempo las maltrechas posibilidades que le quedan de disputar la promoción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes