25 de junio de 2019
25.06.2019
La Opinión de A Coruña

Natxo González, la apuesta fallida

24.06.2019 | 21:24
Natxo González, la apuesta fallida

Cuando Natxo González (Vitoria, 1966) fue destituido a comienzos del mes de abril, el equipo llevaba casi dos meses sin ganar un partido. Siete tropiezos consecutivos enterraron casi por completo las opciones de ascenso directo de un conjunto que desde comienzos de año trasladaba unos síntomas de fatiga que el técnico no supo frenar. Incapaz de reconducir la situación, Natxo terminó siendo despedido y con él se marchó la gran apuesta de la dirección deportiva para pilotar el regreso a Primera División.

La elección conllevaba riesgos por la particular visión del entrenador, entregado a un sistema y unos planteamientos desconocidos para buena parte de la plantilla. El rombo en el centro del campo era su signo distintivo y a partir de él el equipo medró en una primera vuelta en la que sin embargo no terminó de instalarse en los puestos de cabeza y se tiró cinco meses sin ganar un partido fuera de casa.

El Deportivo era el equipo más goleador de la categoría, el que menos encajaba y el mejor local, pero se le miraba con desconfianza porque no terminaba de descollar y no se sabía a ciencia cierta si su rendimiento nacía del funcionamiento colectivo o bien se sustentaba en individualidades. Fue a partir del bajón de algunos futbolistas capitales y de las ausencias por lesión cuando empezaron los problemas.

Natxo trató de buscar soluciones, pero las mejoras fueron efímeras y no evitaron el batacazo del mes de marzo. El equipo iba a disputar tres partidos consecutivos en Riazor que se presentaban como la oportunidad perfecta para encaramarse a las posiciones de ascenso directo, pero no ganó ninguno. La derrota contra el Rayo Majadahonda a comienzos de abril (0-2) supuso la puntilla para el técnico después de que el estadio blanquiazul se convirtiera en una bicoca para los rivales, que empezaron a puntuar asiduamente.

Doce victorias, quince empates y cinco derrotas fueron el bagaje de Natxo al frente del equipo. Lo dejó en quinta posición con 54 puntos, a siete de las posiciones de ascenso directo y con solo uno de margen sobre el séptimo clasificado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes