12 de octubre de 2019
12.10.2019

Los estrenos son complicados

Luis César debutó cuatro veces con la temporada comenzada y ganó un partido Solo dos de los siete técnicos que llegaron al Deportivo con el curso iniciado en esta década empezaron con un triunfo

11.10.2019 | 22:51
Luis César, durante el entrenamiento de ayer en Riazor.

Estrenarse en un banquillo con la competición ya iniciada es un mal síntoma y no suele ser positivo, según demuestran los números. Los casos de Luis César y del Deportivo confirman estas estadísticas. El entrenador gallego debutará mañana en el estadio de Gran Canaria al frente del equipo blanquiazul con diez jornadas ya disputadas y apenas una semana de trabajo con el difícil reto de romper la racha negativa del equipo, que no gana desde la primera jornada de Liga. Sin embargo, los números que presenta César Sampedro en las veces que cogió a un equipo con la competición ya comenzada muestran que solo ganó un partido. Y el cuadro coruñés solo ganó dos encuentros en los siete cambios de entrenador que realizó con la temporada ya en curso en la última década.

El antiguo dicho de a nuevo entrenador, victoria segura quedó en desuso hace ya mucho tiempo, porque una cosa es la motivación que pueda inculcar y otra muy diferente es que en una semana de trabajo no existe tiempo material para que los futbolistas puedan absorber sus enseñanzas. Además, en el caso actual el cuadro blanquiazul se desplazará a Gran Canaria con solo catorce profesionales debido a las ocho ausencias con las que se topó el nuevo propietario del banquillo, tanto por lesión „David Simón, Somma, Koné y Luis Ruiz„, como por las convocatorias de las distintas selecciones „Lampropoulos (Grecia), Gaku (Japón), Montero (España sub 21) y Mollejo (España sub 19)„.

Esta es la quinta oportunidad en la que Luis César se hace cargo de un banquillo con la competición en marcha. La primera vez que lo hizo fue en el curso 2009-10 cuando se hizo cargo del Nàstic de Tarragona en la jornada 28. Debutó con una goleada adversa en el campo del Levante (6-1). En la campaña 2011-12 se sentó por primera vez en el banquillo del Alcoyano en la jornada 30 y cayó derrotado en su visita al Barcelona B (2-1). La pasada temporada llegó a Tenerife para sustituir a José Luis Oltra en la jornada 39 y perdió en su visita al Elche (3-0). El único premio en su estreno fue con el Albacete (temporada 2012-13 en Segunda B), pues se impuso al Cacereño (1-0) en el Carlos Belmonte.

Y los números no son mejores con los entrenadores que se sientan por primera vez en la banquillo deportivista con la competición ya en juego. En la última década solo Domingos Paciência y Cristóbal Parralo se estrenaron sumando los tres puntos, ambos en Primera División. El portugués lo hizo en la jornada 18 de la temporada 2012-13 con un triunfo sobre el Málaga en Riazor (1-0) y el extécnico del Fabril lo consiguió precisamente en Gran Canaria ante Las Palmas (1-3) en el décimo partido de la campaña 2017-18 tras suplir a Pepe Mel, actual entrenador del equipo amarillo. Son datos referidos a la Liga, porque Parralo se había estrenado como técnico del primer equipo unos días ante en Riazor, curiosamente ante el conjunto amarillo, que goleó en la ida de un partido de Copa (1-4).

Fernando Vázquez (12-13), Víctor Sánchez del Amo (14-15), Pepe Mel (16-17), Clarence Seedorf (17-18) y José Luis Martí (18-19) fueron los otros entrenadores que llegaron al banquillo deportivista con la competición ya en juego. El mallorquín llegó la pasada temporada en la jornada 34 para sustituir a Natxo González y debutó con una derrota en el campo de Osasuna (2-1). Ganó su primer partido tras siete jornadas, fue en Riazor contra el Mallorca (1-0). Seedorf relevó a Parralo en la jornada 23 de la 17-18 con una derrota contra el Betis en Riazor (0-1). Sumó su primer triunfo en su noveno encuentro como técnico blanquiazul, ante el Málaga (3-2). Pepe Mel suplió a Gaizka Garitano tras haberse consumido 24 partidos y empató en Riazor contra el Atlético (1-1). En la jornada siguiente en Gijón estrenó su casillero de triunfos (0-1). Víctor Sánchez fue la alternativa a Víctor Fernández en 14-15 y le tocó Anoeta en su primer partido como entrenador deportivista (2-2). Tuvo que esperar al séptimo encuentro para saborear la victoria. Fernando Vázquez fue el sustituto de Domingos Paciência en 12-13, le tocó visitar al Sevilla (3-1). El primer triunfo llegó en su quinto encuentro, había sido en Riazor contra el Celta (3-1).

Más allá del resultado final de cada una de las temporadas, los números demuestran que estrenarse en positivo es complicado y que la realidad se aleja de aquel antiguo axioma que solo por el mero hecho de cambiar de entrenador estaba garantizada la victoria. A Luis César le corresponde romper con las estadísticas, aunque las circunstancias, en forma de ausencias, no se lo pondrán nada fácil al arousano en el partido de mañana contra Las Palmas en el estadio de Gran Canaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes