22 de marzo de 2020
22.03.2020

El día a día de Dani en confinamiento

El portero relata cómo es su jornada en casa, desde que se levanta hasta que se acuesta, cómo entrena bajo techo y describe rutinas como "bajar a los perros, ver 'pelis' o hacer el bobo" junto a su mujer

21.03.2020 | 23:19
El portero Dani Giménez, ayer, en la bici que tiene en su domicilio.

Dani Giménez solo baja a la calle para sacar a sus perros, Brooklyn y Filipo, tres veces al día. "Una vuelta a la manzana y para casa. Ni diez minutos". El resto del tiempo lo pasa aislado con su mujer, Mitra, en su domicilio muy cerca del estadio de Riazor, en pleno paseo marítimo. Prefirió quedarse en A Coruña pensando en su salud y, sobre todo, en la de sus familiares, especialmente en la de sus abuelas, Luci y Ángela. De momento, todos están perfectos. El portero del Dépor relata en primera persona cómo transcurre su día a día, de qué forma se ejercita bajo techo y cómo mata el resto del tiempo:

08.00 h. Desayuno y a la calle con los perros. Me suelo levantar sobre las ocho sin ponerme el despertador. Ya tengo pillado el horario. Me levanto, veo un poco las noticias, normalmente el Canal 24 Horas, y me pongo un cafelito; café solo, como en Abegondo. Bajo a los perros, subo, me cambio y me pongo a entrenar.

09.00 h. Entrenamiento con rutina especial para el pubis. Entre las nueve y nueve y cuarto ya estoy entrenando. Normalmente empiezo haciendo un poco de bici. Luego comienzo con la rutina que me marcan los fisioterapeutas y el readaptador, que es un poco diferente a la del resto de jugadores por el tema del pubis. Hago mucha movilidad, unos 30 o 40 minutos. Después me meto con el tema del core para pubis, lumbares, etcétera. Unos 25 o 30 minutos. Y después hago el resto con trabajo de fuerza, que tengo bastante para brazos y hombros con gomas, tríceps en banco, flexiones... Y luego, trabajo de fuerza en piernas: abductor, glúteo y un poco de isquios, sobre todo abductor y glúteo es lo que más para fortalecer por el tema del pubis.

Materiales deportivos y algunos adaptados. Utilizo mucho las gomas. Normalmente las engancho en la mesa del comedor, que es de madera y acero, y pesa bastante. También tengo un cajón de madera que me ha venido de lujo para hacer ejercicios de cuádriceps. Tengo varios balones para hacer trabajo de fuerza de abductores y ahora lo estoy haciendo con un rollo grande de papel de cocina. Lo tengo forrado y me es más cómodo. Lo pongo entre las rodillas y voy haciendo las posturas. Me permite apretar fuerte y no hace daño. Son 45 segundos apretando el abductor y un minuto de descanso, tres veces cada postura. En total, son casi dos horas de entrenamiento por la mañana.

11.30 h. Tele, lectura y juegos. Mi mujer está haciendo cursos online y aulas virtuales, así que me compagino con ella. Si está ocupada, leo algo o me pongo a jugar a la consola con amigos. Si ella está libre, vemos películas o series. Está estudiando interpretación y vemos muchas pelis, algunas también clásicas. Por ejemplo, ahora nos vamos a poner con las de El Padrino. En series, estamos con Fargo, que ya tiene sus años pero la teníamos ahí pendiente. Y luego también jugamos entre nosotros y hacemos el bobo para que se nos pase el tiempo.

13.30 h. Comida de dieta. Sobre la una y media, o las dos como muy tarde, solemos comer. Tenemos la posibilidad de que nos la sirvan en casa, pero hicimos una compra grande y estamos tirando de eso. Normalmente hacemos la comida en casa. Al ser platos de dieta, vamos tirando con ensaladas y cosas a la plancha.

16.00 h. Otra breve salida, más entretenimiento y llamadas. Bajo a los perros tres veces: por la mañana, después de comer y por la noche. Son pequeños y muy caseros. Me doy un paseíto. Ni diez minutos. Una vuelta a la manzana y ya tiran para casa. Luego, depende: tele, lectura, llamadas... Estoy leyendo sobre economía y cosas así, más que novelas. Trato de formarme leyendo, y dándole el coñazo a algún amigo que sabe. Con los compañeros de equipo a veces nos hacemos alguna broma por los grupos que tenemos de whatsapp, pero suelo hablar más en privado que en los grupos para ver qué tal les va, preguntarles por los hijos y cosas así. También estás un poco atento a las noticias, porque al final se te echan las horas encima y también estás pendiente de la tele.

20.30 h. Más trabajo de movilidad. Lo hago por la mañana y también por la tarde-noche, a las ocho y media o nueve. Me lo tomo con calma, pasando por todos los grupos musculares y articulaciones. Al estar tanto tiempo en casa sin moverte, estos días le estoy dando mucha importancia al trabajo de movilidad. La rutina la hago siempre y así se me pasa mejor el día.

21.30 h. Ayunos intermitentes. A veces hago ayunos y no ceno. Subo y bajo de peso muy rápido. Es verdad que bajo rapidísimo, pero también subo rapidísimo. Entonces, para mantener el peso bien hago ayunos intermitentes y a lo mejor estoy 24 horas sin comer. Lo voy viendo con el nutricionista.

22.00 h. Últimas llamadas familiares. Por las noches es cuando más hablo con la familia. Hablamos todos los días, normalmente por la tarde o por la noche, pero no muy tarde porque mis abuelas se van para cama muy pronto.

23.00 h. A dormir. A las once ya estamos en cama. A lo mejor encendemos la tele y nos ponemos una peli o unos capítulos de una serie, pero si nos entra un poco el sueño, a dormir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes