Dos pilares blanquiazules que se tambalean. En el día del regreso a la actividad del Dépor tras las minivacaciones de fin de año, jornada en la que toda la plantilla pasó por pruebas de detección de COVID, solo dos futbolistas de la primera plantilla, Juergen Elitim y Víctor García, estuvieron realizando “trabajo personalizado” de todos los citados entre los profesionales y los meritorios de la cantera. Peligran el mediocentro ofensivo y el lateral derecho titular de Borja Jiménez, que en cambio pudo contar sobre el césped con Álex Bergantiños, Adrián Lapeña, Juan Carlos Menudo y Miku, que toda la semana pasada estuvieron ausentes, al encontrarse en la misma situación por la que pasan a día de hoy el colombiano y el valenciano, y con Jaime Sánchez tras superar sus molestias musculares.

Si alguna de estas dos ausencias fuese positivo por coronavirus, su participación en el duelo del próximo fin de semana ante el Talavera en Riazor (domingo, 12.00 horas) no estaría del todo descartada, pero sí se vería seriamente comprometida. Aunque tuviesen el alta al acabar una cuarentena que en las últimas fechas se ha reducido en territorio español a siete días con los tres últimos sin síntomas, las condiciones físicas serían precarias para afrontar el primer duelo de 2022.

El Deportivo, de momento, seguirá extremando las precauciones y, después de esta jornada de pruebas médicas, continuará con el trabajo con tiento y solo someterá a más test a los jugadores hasta el domingo si alguno presenta síntomas compatibles con el coronavirus o estuvo en contacto estrecho con algún contagiado. El equipo coruñés solo tiene dos ausencias y no es ni mucho menos el más golpeado por contratiempos físicos, incluido el COVID. De hecho, hoy se juega el Llagostera Costa Brava-Sabadell, que en su día se tuvo que aplazar por un brote, y hubo equipos que tuvieron que posponer duelos con infinidad de ausencias como el propio Barça en Mallorca.

En LaLiga no piensan parar, salvo en caso extremo, como el del Lugo en el final de 2021, pero la RFEF sí que ha pospuesto algún encuentro, previa autorización del Juez Único de Competición. En el Dépor, salvo que se genere un brote o que la situación empeore drásticamente, no se piensa hacer ningún movimiento en este sentido.

A la espera de que se despeje la duda sobre los percances de Víctor García y de Juergen Elitim, Borja ya piensa en variantes para el duelo ante el Talavera de Edu Sousa y David Añón. En el lateral está claro que Trilli está preparado para tomar de nuevo la alternativa tras ser titular en la primera jornada de liga ante el Celta B y posteriormente en la Copa del Rey y frente al Valladolid Promesas. Más complicaciones le generaría al técnico abulense una hipotética ausencia del mediocentro colombiano, ya que es el jugador de campo más utilizado. Fue titular en los 16 partidos de liga y se perdió menos de 90 minutos de competición en los siete choques que fue sustituido. Solo Ian Mackay, con un pleno, ha tenido más protagonismo. Tras el ex de la Ponferradina, cedido por el Watford, se colocan Lapeña (1.350 minutos), Miku (1.328) y Héctor (1.322). Su puesto se lo disputarían Diego Villares y Rafa de Vicente con la opción incluso de una modificación del sistema de los últimos partidos que reforzase la media y sentase a algún delantero. Los próximos días servirán para empezar a despejar incógnitas.

Juergen controla un balón ante el Bilbao Athletic. |  // CARLOS PARDELLAS

Juergen controla un balón ante el Bilbao Athletic. | // CARLOS PARDELLAS Carlos miranda

Un positivo, ya aislado, en el Dépor Abanca

No solo regresaba ayer al trabajo el primer equipo masculino, también lo hacía el Dépor Abanca de Miguel Llorente. El conjunto femenino pasó también pruebas de COVID tras las minivacaciones de fin de año y fue detectado el positivo de una de las jugadoras que ya se encuentra aislada. El resto del equipo, al igual que pasó con el grupo de Borja Jiménez, siguió con su trabajo diario en Abegondo. El conjunto femenino se ejercitará toda esta semana de mañana a las 11.30 horas hasta el viernes, día en el que viajará a Barcelona para enfrentarse al día siguiente al Espanyol de Maya Yamamoto en la Ciudad Deportiva Dani Jarque a las 12.00 horas. El conjunto blanquiazul pondrá en juego el liderato conquistado al cierre de 2021 ante un equipo histórico que lucha también por el ascenso, aunque ahora se encuentre cuarto en la tabla y a seis puntos de las deportivistas.