Kiosco

La Opinión de A Coruña

La nueva fábrica de Estrella Galicia en Morás abrirá antes del verano de 2024

La planta de Sao Paulo, de 300 millones de euros, acaba de iniciar las obras - Las oficinas de la nueve sede de Agrela, sin fecha

Obras de las futuras oficinas de Hijos de Rivera, ayer, frente a la sede central de Agrela. | // VÍCTOR ECHAVE

El plan estratégico de Hijos de Rivera para los próximos tres años, con una inversión superior a los 600 millones de euros —“una salvajada, dicho así”, enfatiza Ignacio Rivera—, apunta fundamentalmente al aumento de la producción y al refuerzo de la internacionalización de la marca. Brasil es una localización clave en esta estrategia para consolidar la unidad de negocio Estrella Galicia Latam, que se encarga de cubrir los mercados latinoamericanos; como lo es también Morás, en Arteixo, donde la cervecera producirá con la misma agua que utiliza en la planta del polígono de Agrela 250 millones de litros anuales de cerveza. El calendario de estimaciones sitúa la apertura de la fábrica de Araraquara, en el estado de Sao Paulo, en el verano brasileño, es decir, a finales de 2023, mientras que la de Morás lo hará en una primera fase “antes del verano” de 2024.

Las fechas las apuntó ayer Ignacio Rivera, presidente ejecutivo de Hijos de Rivera, en la exposición del balance económico de la compañía de 2021. Las obras en Brasil han comenzado esta misma semana, informó, y las del polígono arteixán, desde donde la empresa pretende potenciar las exportaciones en los mercados internacionales, están en marcha desde hace meses. Otros trabajos son también visibles en Agrela, frente a la sede principal de Estrella Galicia, donde la superficie que hasta 2019 ocupó el centro comercial Comcor será utilizada como nueva sede corporativa; todavía no hay plazos para esta apertura.

Cuando Rivera piensa en el proyecto de Brasil, tercer país del mundo con mayor consumo de cerveza —por detrás de Estados Unidos y Alemania—, aspira a que la producción para América Latina represente el 20% de su cuota de negocio. “Es un gran proyecto, la ambición es grande”, admite el presidente, que recordó que la empresa tiene filiales en México para atender a Centroamérica y el Caribe y en Estados Unidos. La planta brasileña, que costará unos 300 millones de euros, tendrá una capacidad productiva a medio plazo de 300 millones de litros de cerveza en 250.000 metros cuadrados, y dará empleo a unos 400 trabajadores en las instalaciones.

El proyecto de Morás estaría en funcionamiento un poco más tarde si no fallan los cálculos actualizados, ya que el año pasado la previsión apuntaba a finales de 2023. Aquí varían las cifras: la compañía coruñesa informó hace meses que la primera fase requeriría un gasto de 55 millones de euros (44,5 para la fábrica y 10,5 millones para oficinas); Ignacio Rivera elevó ayer el coste a 170 millones y rebajó la capacidad a 150 millones de litros de cerveza. Estrella Galicia contará en este polígono con 460.000 metros cuadrados de superficie, la mitad del ámbito.

Los objetivos de internacionalización de Hijos de Rivera apuntan también al resto del mercado europeo para consolidar sobre todo el consumo en Reino Unido, Alemania e Italia, sin descuidar el estudio de otros mercados que, según Rivera, merecen una exploración más profunda, como Oriente Medio, que ha tenido un importante crecimiento de la exportaciones, y Asia, pese a que el consumo en países de este continente es más reducido.

Hijos de Rivera cuenta con 31 empresas en ocho países y sus productos se comercializan en 60 mercados, “un rápido despegue que responde a la decidida apuesta por la internacionalización de la compañía”, destaca. En el marco del plan estratégico hasta 2024 y tras superar los peores momentos de la pandemia, la empresa insiste en la generación “de un impacto positivo en el entorno como una de las revoluciones internas que ha supuesto una profunda reorganización y replanteamiento de la actividad desde los cimientos”. Como respuesta a ese fin, la compañía ha puesto en marcha más de 100 proyectos en diferentes áreas.

Compartir el artículo

stats