24 de mayo de 2012
24.05.2012

La Xunta descarta que el fuego de las Fragas fuese fortuito y ahora apunta a una negligencia

La Consellería do Medio Rural aún no descarta que alguien provocase el incendio de manera intencionada . Los brigadistas advierten de que la ausencia de desbroces preventivos en el parque causó el desastre

24.05.2012 | 05:31
Una de las zonas calcinadas por el incendio que el último fin de semana de marzo se declaró en las Fragas do Eume. / reuteres

La Xunta todavía no descarta que una mano negra esté detrás del incendio que hace mes y medio calcinó el corazón de las Fragas do Eume. En contra de la investigación del Seprona, que concluye que el fuego en el parque natural eumés no fue provocado y que se originó en un solo foco, la Consellería do Medio Rural descarta que fuese fortuito. Las indagaciones de la Guardia Civil adelantadas ayer por este periódico echan por tierra las primeras hipótesis de la Xunta, que tras viajar a la zona cero presidente y conselleiros mantuvieron que se trataba de un incendio con "tres focos simultáneos" y apuntaron a la "intencionalidad" como única clave de lo que calificaron como "acto criminal" provocado por "terroristas ecológicos".

A la espera de que le llegue el informe oficial del Seprona, el Ejecutivo gallego abre ahora la puerta a una posible "negligencia" -en referencia a una colilla mal apagada como causante del incendio-, pero sin descartar que alguien prendiese fuego de manera intencionada, según aseguraron ayer desde Medio Rural.

822 hectáreas calcinadas

Los indicios y los testimonios recabados desde el último fin de semana de marzo por el equipo de investigación de la Guardia Civil apuntan a un episodio accidental -al parecer ocasionado por una colilla- como causante del incendio que, según las brigadas de investigación, calcinaron un total de 822 hectáreas. Un balance que aseguran tener cerrado desde que se dieron por extinguidas las llamas y que, sin embargo, hace escasas semanas la Xunta negaba disponer del dato definitivo y limitaba la superficie afectada a 750 hectáreas, una estimación que se remonta al domingo 30 de marzo, apenas 24 horas después de haberse declarado el incendio.

Desde la Xunta, evitan hablar de imprudencia respecto a las primeras declaraciones oficiales sobre la intencionalidad del fuego en el parque natural del Eume. "Todos los indicios apuntaban a una más que posible intencionalidad, teniendo en cuenta que ese mismo día se registraron varios incendios simultáneos en aquel distrito forestal y que ese incendio se propagó a través de múltiples focos simultáneos", argumentan desde la Consellería de Medio Rural. "Además -añaden-, las condiciones meteorológicas eran especialmente propicias para la acción incendiaria", en alusión a la sequía que arrastraba la comunidad desde hacía más de un año y los fuertes vientos del nordés.

Sobre una colilla mal apagada como posible causante del incendio del parque natural, el departamento que dirige Rosa Quintana apunta que "sería necesario localizar sus restos para poder afirmar con rotundidad que esta fue la causa única del incendio". Algo imposible, tal y como advierten brigadas antiincendios", ya que "la prueba fue abrasada por las llamas".

Los agentes forestales reconocen que la extrema sequía agravó las consecuencias del incendio. No obstante, matizan que la ausencia de desbroces preventivos en el parque fue el detonante del desastre. "Desde el año 2008, no se autorizan desbroces preventivos en el parque alegando que afectan especies como las ericas", apunta Alejandro Rodríguez Pazos, responsable de CCOO en el colectivo de agentes forestales a nivel nacional. "De tanto querer proteger -censura- se ha desprotegido la zona". Los agentes forestales coinciden en que faltan políticas de "protección y prevención". Una visita a la zona cero, asegura Pazos, basta para comprobar la efectividad de los desbroces que se han hecho en los últimos años. "Donde se había limpiado -destaca- las zonas no estaban quemadas". Y sobre el punto en el que se originó el incendio, cerca del mirador de Teixido (A Capela), los agentes forestales urgen a la Xunta a limpiar la maleza en la zona. "Se trata de un área en la que se ha mejorado el acceso y con cada vez más afluencia de visitantes. En esas zonas que atraen a visitantes hay que hacer más desbroces", reclaman.

Pese a las quejas de los agentes forestales sobre el estado del parque eumés, la Xunta sostiene que la propagación del incendio "no estuvo relacionada con las condiciones del monte" sino con los "fuertes vientos del nordés" que se registraron esos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia