26 de agosto de 2017
26.08.2017

El edil expulsado del PSOE, alcalde de Coristanco

La moción de censura prospera con los votos de los seis concejales populares a los que el Partido Popular anunció que expedientará

26.08.2017 | 09:46
El nuevo alcalde de Coristanco, Abraham Gerpe.

La moción de censura en Coristanco para desbancar de la Alcaldía a Amancio Lavandeira de Terra Galega (TeGA) parecía abocada al fracaso después de que el PSdeG expulsase del partido al concejal y promotor de la iniciativa Abraham Gerpe. Y también por el hecho de que el PP provincial de A Coruña aunque un principio se había postulado a favor de la iniciativa, el miércoles dio por cerrado el debate tras la destitución del único representante del PSOE en el ayuntamiento debido a que "no se daban las circunstancias legales para presentarla". Pero ayer Abraham Gerpe se convertía contra todo pronóstico en el nuevo alcalde de Coristanco, pues su voto y el de los seis concejales del PP conformaron una mayoría absoluta para derrocar al regidor de TeGa, pese a que esta formación y la concejal del BNG votaron en contra. Los ediles populares abandonaron el grupo del PP y pasarán a formar parte del de no adscritos junto con el nuevo alcalde, que después de su expulsión esta semana ya había dejado de representar al PSdeG.

La moción salió adelante porque además de que contaba con los votos necesarios, la mesa de edad que presidió el pleno extraordinario de ayer no aceptó el escrito de la dirección provincial del PSdeG en el que declaraban tránsfuga a Gerpe y al que el concejal presentó alegaciones. El nuevo regidor rechazó la validez de este documento presentado por los socialistas coruñeses comunicando su expulsión como portavoz del grupo municipal del PSOE. Considera que para ser válido el documento tendría que estar firmado por la ejecutiva federal. "Es la única que podría frenar la moción", insistió. Además, argumentó que como el partido es "una entidad jurídica" y -aclaró- "tenían que haberlo presentado vía telemática".

Tanto TeGa como el PP consideran que la moción no cumple con la legalidad y por eso ya han anunciado medidas legales. El ya exregidor Amancio Lavandeira avanzó que su formación presentará una querella ante la Fiscalía por el hecho de que se haya tomado como válido el voto de Gerpe. El exalcalde entiende que no es posible aceptar el voto de un edil expulsado de un grupo en base a los cambios normativos para frenar el transfuguismo. En este sentido, hizo referencia a la modificación de la Ley orgánica del régimen general (Loreg) según la cual -apuntó- el voto de los concejales no adscritos no suman. De esta forma, para que se aprobase la moción de censura, según Lavandeira, el PP necesitaría sumar a sus representantes o bien el voto de algún integrante de Terra Galega o de la única concejal del BNG, Laura Mariño. Esta última presidió la mesa de la sesión plenaria de ayer al ser la edil más joven y expuso el mismo argumento que el exalcalde al insistir en que Gerpe era un "tránsfuga" y, por tanto, no debería debatirse la iniciativa porque no se daban los requisitos legales. Pero como se impuso el voto del concejal de más edad en la mesa -el popular Luis Souto- se aprobó la celebración del pleno del que salió adelante el cambio del bastón de mando.

El concejal del PP Juan García argumentó que su grupo municipal había decidido apoyar el cambio de gobierno porque, en su opinión, es "lo justo para los vecinos", debido que el ayuntamiento está "sin perspectivas de futuro y con posibilidad de perder proyectos importantes". Los promotores de la moción denunciaron ya en las últimas semanas un "autoritarismo desquiciado" en la gestión de Lavandeira y el gasto de dinero en actuaciones de "nulo impacto" en el concello. Pero la decisión de los populares les acarreará consecuencias porque el PP en la provincia de A Coruña anunció ayer mismo que abrirá un expediente disciplinario a los seis ediles de la formación que apoyaron la moción e censura desobedeciendo así las instrucciones del organismo provincial y remitirá los hechos al comité de derechos y garantías de la dirección nacional del partido para poder hacerlo.

Para En Marea la postura de los populares de Coristanco es "una maniobra antidemocrática" para que el Consistorio vuelva a estar gobernado por "alguien imputado en corruptelas", en alusión al exalcalde y actual portavoz del PP en el Concello Antonio Pensado, investigado por malversación y prevaricación, aunque todavía pendiente de resolución judicial.

Coristanco inicia nueva etapa con Abraham Gerpe al frente de la Alcaldía, quien ayer instó todos los concejales a participar en su gobierno, incluso a los de TeGA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine