02 de mayo de 2020
02.05.2020
La Opinión de A Coruña

Coronavirus en Galicia | La Guardia Civil destapa cada día tres delitos viarios pese a desplomarse el tráfico un 95%

Desde que se decretó el estado de alarma, interceptados 158 conductores por infracciones penales. El grueso son por circular sin carné y en estado ebrio

02.05.2020 | 01:38
Coronavirus en Galicia | La Guardia Civil destapa cada día tres delitos viarios pese a desplomarse el tráfico un 95%
Coronavirus en Galicia | La Guardia Civil destapa cada día tres delitos viarios pese a desplomarse el tráfico un 95%

El estado de alarma no ha logrado frenar a los delincuentes viarios. Pese a las restricciones impuestas por el estallido de la pandemia desde el pasado 14 de marzo, hay conductores que en estos 45 días no solo se han saltado el confinamiento, sino que además han cometido algún delito al volante. Circular con todos los puntos agotados o sin haber pisado nunca una autoescuela, triplicar la tasa de alcohol permitida o ir a una velocidad estratosférica. Son las infracciones penales más habituales que han destapado las patrullas de la Guardia Civil de Tráfico en Galicia en el último mes y medio. En total 158 delitos contra la seguridad viaria en las carreteras de la comunidad en plena cuarentena del Covid-19, lo que se traduce en una media de tres cada día. La cifra está lejos de los 450 delitos en carretera detectados en el mismo periodo del año pasado -casi un 65% menos-, aunque hay que tener en cuenta el desplome del tráfico al estar permitidos viajes únicamente para desplazarse al lugar de trabajo, a centros sanitarios, a tiendas de alimentación y farmacias y otros supuestos de primera necesidad.

Con el descenso de los desplazamientos q en casi un 95% desde que se decretó el estado de alarma, los agentes controlan a prácticamente el 100% de los vehículos que circulan a diario por las carreteras de la comunidad. Con la crisis sanitaria desatada por la pandemia, la seguridad vial, aunque no se descuida, pasó a un segundo plano ya que la prioridad ahora es la seguridad ciudadana y los auxilios de todo tipo en apoyo a las unidades territoriales. Desde el estado de alarma, la actividad en materia de tráfico -sanciones administrativas- es mínima ya que apenas hay circulación y, por tanto, incidencias.

De los casi 160 delitos viarios detectados en las carreteras gallegas en solo mes y medio, el 72% son por conducir sin carné, bien porque el infractor había agotado todo el saldo de puntos (77 infracciones penales), porque le había sido retirado por orden judicial (12) o porque nunca adquirió la licencia (24), según datos del Sector de Tráfico en Galicia. Le siguen en el ranking las alcoholemias elevadas con un total de 32, lo que suponen uno cinco delitos viarios detectados en las carreteras de la comunidad desde que comenzó el confinamiento. El resto de infracciones penales al volante fueron por superar los límites de velocidad (4), conducción temeraria (4), negarse a realizar la prueba de alcoholemia (3) y conducir bajo los efectos de las drogas (1). En conjunto, casi un 65% menos de delitos viarios durante el confinamiento, con un mayor descenso en el caso de las alcoholemia -casi un 88% menos que el mismo periodo del año pasado-.

Lo que iba a ser una "compra ahí a lado" terminó en detención e ingreso en prisión. Ir a ver a la novia al doble de la velocidad permitida, conducir con una tasa de alcohol el doble de la permitida con sus dos hijos abordo, regresar a casa de una comida en pleno confinamiento con una tasa de alcohol tres veces por encima de los establecido. Son algunos de los casos con los que se ha topado la Guardia Civil durante el estado de alarma en Galicia.

Dentro del dispositivo establecido para evitar desplazamientos a segundas residencias, una patrulla interceptó en una vía secundaria de Cerceda a un conductor que, ante los síntomas de circular en estado ebrio fue sometido a la prueba de alcoholemia. Ante la negativa a realizarla, los agentes dieron cuenta a la autoridad judicial realizando un atestado. Y es ahí, al comprobar su identidad, cuando los agentes constataron que se trataba de usuario "de riesgo", que tenía el permiso de conducir suspendido por sentencia judicial y que se encontraba en "busca y captura". El conductor ingresó en prisión.

En Pontecesures, el pasado fin de semana fue interceptado un conductor a 129 km/h en un tramo limitado a 50 cuando -alegó- "iba a ver a su novia". Además dio positivo en el narcotest.

En Nigrán, esta misma semana un joven de 37 años fue sorprendido con el doble de tasa de alcohol permitida cuando llevaba a sus dos hijos a la casa de su exmujer.

Por triplicar la tasa de alcohol permitida, un conductor fue denunciado en Covelo. Según explicó a los agentes al darle el alto durante el operativo de control del estado de alarma, regresaba junto a un acompañante de una comida familiar.

En Baiona, el pasado 23 de marzo se produjo una persecución de película, con accidente incluido y dos detenidos por conducción temeraria y desobediencia tras no detenerse en un control establecido en la AG-57. Tras varios kilómetros de conducción manifiestamente temeraria, de omisiones a las órdenes de los agentes e incluso de intentos de embestida a las motocicletas oficiales en los tramos de enlace, el vehículo fugado chocó contra los elementos de señalización y protección del peaje de Sabarís, salió proyectado y volcó a unos 30 metros. Con el apoyo de una patrulla de seguridad ciudadana del Puesto Principal de Baiona-Nigrán se procedió a la detención de los dos ocupantes, que resultaron ilesos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook