30 de julio de 2020
30.07.2020
La Opinión de A Coruña

Un nuevo incendio en Monterrei calcina más de 600 hectáreas y provoca el desalojo de vecinos

Las llamas han quemado desde la pasada semana 2.000 hectáreas en esta comarca ourensana, solo en los fuegos más virulentos

30.07.2020 | 00:39
Un grupo de vecinos, ayer, en el pueblo de San Estevo.

A pocos kilómetros del punto de inicio, el pasado viernes, del incendio aún sin extinguir que arrasó 720 hectáreas en Monterrei, otro fuego muy virulento que comenzó a las 14.15 horas de ayer en San Millao, en el municipio limítrofe de Cualedro, avanzó descontrolado y amenazó casas obligando a decretar el nivel 2 de alerta por la proximidad de las llamas -en un primer momento- al núcleo de San Cristovo, en territorio de Monterrei, donde varios vecinos fueron desalojados y otros confinados en sus viviendas.

Tras adentrarse en esta localidad, donde las lenguas de fuego llegaron hasta varios patios de viviendas, quemando alpendres según el alcalde, José Luis Suárez, el frente se dirigió a Medeiros, A Madanela y San Millao. En poco más de seis horas, devoró 600 hectáreas, parte agrícolas. También fallecieron ovejas, confirmó el regidor, y se quemaron colmenas y viñas, añadió el de Cualedro, Luciano Rivero. Un brigadista de la BRIF de Laza resultó afectado por un golpe de calor y fue trasladado en ambulancia. "La noche queda complicada, viene un frente muy grande hacia Medeiros", decía Suárez a las 22.15.

Los vecinos ayudaron con sus propios medios a contener el incendio como pudieron. Guardias de Seguridad Ciudadana y Tráfico colaboraron con brigadistas, las BRIF de las bases de Laza y Tabuyo (León) así como numerosos medios aéreos y terrestres, con una veintena de aviones y helicópteros enviados al lugar. También se desplazaron efectivos de Portugal, por la proximidad del frente a la frontera hispanolusa. Cambios de viento dificultaron la extinción. Es un nuevo ataque incendiario en el distrito de Verín-Viana, que registra los mayores fuegos de este verano en Galicia. En esta comarca, las llamas han calcinado desde la pasada semana cerca de 2.000 hectáreas, solo en los incendios de mayor envergadura. En cinco días, ayer fue la segunda vez con la activación de situación 2 de peligro por la amenaza de las llamas.

Operativo

Cuatro hidroaviones de 5.000 litros de capacidad, 9 de carga en tierra, 2 anfibios, 11 helicópteros, 2 palas bulldozer, maquinaria de la Diputación, 8 motobombas, los bomberos de Verín y Portugal, un técnico, 8 agentes medioambientales, y 22 brigadas trabajaban en su extinción. También fue movilizada la Unidad Militar de Emergencias (UME). Un amplio operativo con el objetivo principal de proteger los pueblos.

"El problema de los incendios en Galicia se concentra en tres o cuatro comarcas, con estas condiciones climatológicas. La semana pasada tuvimos Vilardevós, Infesta, Flariz y hoy tocó Cualedro. Tengo que pedir y reclamar a todos que tengamos las máximas precauciones en estas condiciones. Y a la ciudadanía que cualquier dato, que por poco que parece, puede ayudar a las investigaciones", dijo in situ el conselleiro de Medio Rural, José González, que apela de nuevo a la colaboración vecinal contra esta "lacra incendiaria".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook