El Centro Nacional de Huracanes (NHC) sorprendió este lunes 5 de diciembre con un aviso especial sobre una gran área de baja presión situada en la parte central del Atlántico Norte y con un 40% de probabilidades de ser una tormenta con nombre a cinco días vista. Lo especial es que esta borrasca se produce fuera de temporada de ciclones y sus efectos podrían llegar a Galicia, ya que se desplaza hacia el noreste.

Oficialmente la temporada de ciclones en la cuenca atlántica finalizó el 30 de noviembre, pero el clima no tiene calendario. El área de baja presión está ubicada a unos 1.207 kilómetros al noreste de las Islas de Sotavento (parte de las Antillas menores) y genera aguaceros y tormentas eléctricas desorganizadas.

Según el NHC, las condiciones parecen propicias para que este sistema adquiera ciertas características subtropicales mientras se desplaza hacia el noreste durante los próximos días, pero el jueves por la noche o el viernes llegará a aguas más frías, lo que hará más difícil la formación de un ciclón subtropical.

La probabilidad de formación en 48 horas es baja (30%), pero a cinco días es del 40%. Durante la temporada ciclónica 2022 en la cuenca atlántica, que va del 1 de junio al 30 de noviembre, se formaron 14 tormentas con nombre, de las cuales ocho llegaron a huracanes y dos de ellos, Fiona e Ian, a huracanes mayores.

Ian, que tocó tierra en Cuba y en Florida (EEUU) a finales de septiembre con categoría 4, fue el huracán más peligroso de una temporada que los expertos habían augurado que iba a ser “activa”. Unas 115 personas murieron a consecuencia del paso de Ian por Florida, pero hubo víctimas también en estados del este de EEUU.