01 de mayo de 2018
01.05.2018
CURTIS

Curtis cambia el PGOM para incluir el polígono en suelo rústico que la Xunta rechazó en 2007

La Xunta del PP cambió de criterio e incluyó el sector en su plan de áreas empresariales pese a que los jueces habían avalado su clasificación como de protección agropecuaria

01.05.2018 | 09:58
Ámbito del polígono de As Toxeiras, que incluye un pequeño sector de suelo de Aranga.

El Concello defiende que está obligado a reflejarlo en el plan por la normativa sectorial

El Concello de Curtis ha aprobado inicialmente una modificación del plan general para adaptar la superficie clasificada como suelo rústico a la nueva delimitación de los núcleos rurales y a la legislación vigente. El Ayuntamiento aprovecha este cambio urbanístico para recalificar 421.396 metros cuadrados de suelo rústico de protección agropecuaria como urbanizable de uso industrial con el objeto de impulsar el polígono de As Toxeiras. Se trata de un desarrollo, el SUD-9, que había sido rechazado por la Xunta del bipartito que, en 2007, ordenó su clasificación como rústico de protección agropecuaria y suelo rústico de protección de cauces por "su elevada potencialidad agrícola".

La decisión del Gobierno autonómico de 2007 fue refrendada en 2010 por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que consideró ajustada a derecho su decisión de impedir el desarrollo que promovían las empresas Galaico Mexicana de Promociones y Elmac 2003 al entender que supondría una fragmentación injustificada del suelo industrial dada la cercanía del parque empresarial de Teixeiro. Los jueces coincidieron también con la Xunta en que la clasificación como urbanizable industrial no era procedente dado que se trataba de un suelo de "alta productividad agrícola y ganadera".

El TSXG solo aceptó el recurso de las promotoras del polígono de As Toxeiras en lo relativo al incumplimiento del porcentaje de vivienda protegida en el plan general, por lo que anularon las determinaciones del PGOM en suelo urbano no consolidado. Las empresas se aferraron a ese incumplimiento para defender la legalidad del desarrollo y modificaron el ámbito para incluir un pequeño porcentaje de suelo de Aranga y tramitar el proyecto como de incidencia supramunicipal. Paralelamente, el Gobierno presidido por Alberto Núñez Feijóo desechó los argumentos de sus antecesores del bipartito y accedió a incluir este polígono en el Plan de Áreas Empresariais pese a que los técnicos autonómicos le otorgaron la peor puntuación del área (un 54 sobre 100).

El denominado Proxecto Sectorial As Toxeiras comenzó a tramitarse en 2011 y figura como órgano promotor del mismo el Instituto Galego de Vivenda e Solo. En el capítulo de antecedentes recoge que las empresas mantuvieron "diversas reuniones con las administraciones implicadas, lo que propició su incorporación al Plan de Solo Empresarial de Galicia". El documento apelaba a la importante inversión realizada, de "tres millones de euros" y a la conveniencia de "no poner en peligro la creación de puestos de trabajo". Los promotores argumentaban además que el ámbito no cumplía las condiciones para su clasificación como suelo rústico de protección agropecuaria porque los terrenos no tenían "valores agrícolas, ni ganaderos, ni forestales, ni ambientales, ni científicos, ni naturales, ni paisajísticos": "La mala calidad del suelo se refleja en los mismos topónimos: Croios Brancos y As Toxeiras", aducían en 2011.

Su afirmación contrasta con las advertencias que los técnicos de la Xunta plasmaron unos meses después en el documento de referencia para la elaboración del preceptivo Informe de Sostenibilidade Ambiental, en el que advertían de que el ámbito incluía en su límite norte y nordeste una parte del Lugar de Interés Comunitario Serra da Cova da Serpe propuesto en la ampliación de la Rede Natura y una tesela de hábitats de prioritario de Aranga. (la Xunta no llegó finalmente a aprobar la ampliación de la Rede Natura).

El documento de referencia de 2012 es el último trámite del que da cuenta de la Consellería de Medio Ambiente e Territorio en su web. El Concello de Curtis rescata ahora este polígono que, recalca, incorpora al plan general "en cumplimiento de la normativa sectorial en materia de ordenación del territorio", dada su inclusión en el Plan Sectorial de Ordenación de las Áreas Empresariais. Destaca que el proyecto deberá incluir medidas para reducir al máximo su impacto. La ordenación propuesta le otorga un coeficiente de edificabilidad de 0,50 metros cuadrados por metro cuadrado y una edificabilidad máxima de 207.477 metros cuadrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es