15 de mayo de 2018
15.05.2018
A CORUÑA

'Congresistas' con ocho años

Niños de Primaria del Parga Pondal de Santa Cruz intervienen como ponentes en una jornada sobre Terapia Ocupacional y alumnos de esta materia hacen prácticas en este colegio

15.05.2018 | 12:24
Alumnos del colegio Parga Pondal de Santa Cruz, ayer antes de iniciar su intervención en el congreso, en la Facultad de Ciencias de la Salud.

"La escuela no puede limitarse a enseñar contenido, tiene que trabajar para que los niños sean felices", subraya la profesora Alicia Tojeiro, responsable del proyecto de reciclaje Limpamundos con sus alumnos de Primaria del colegio Isidro Parga Pondal. Este proyecto llamó la atención de la Facultad de Ciencias de la Salud y les llamaron para que explicaran su actividad en el congreso 'Infancia y Adolescencia: Aproximaciones para Hacer, Transformar y Crecer desde la Terapia Ocupacional', que se celebró ayer en el campus de Oza y que reunió a varios profesores universitarios y reconocidos expertos

La decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y varias profesoras, una educadora, varios terapeutas ocupacionales que han abierto clínicas, una reconocida experta en autismo, una profesional que hoy trabaja en el equipo técnico de la Fiscalía de Menores en Las Palmas... y una decena de niños de entre 7 y 8 años. Estos fueron los ponentes ayer en el congreso Infancia y Adolescencia: Aproximaciones para hacer, transformar y crecer desde la Terapia Ocupacional que se celebró en el campus de Oza de la Universidade da Coruña. Irene Nimo, Daniela Mariño, Roque Amado, Sofía Fernández, Daniela Fidalgo, Lucas Ninh y Brais Casas (otros tres niños llegaron más tarde) son alumnos del colegio Isidro Parga Pondal de Santa Cruz en Oleiros que ayer fueron ponentes por un día en este congreso guiados por su profesora Alicia Tojeiro.

Los pequeños congresistas explicaron ante los asistentes a la jornada algunos de los conocimientos que han adquirido en el aula de segundo de Primaria del Parga Pondal, donde a través de distintas y singulares iniciativas se han convertido en expertos en el reciclaje y la protección de la Naturaleza. Estaban algo nerviosos pero absolutamente felices por la oportunidad de ser escuchados como mayores.

"Estábamos todos algo nerviosos pero somos un equipo. Ellos están acostumbrados a hablar en el aula, todos los días hacen exposiciones, el aula está abierta y siempre hay gente, unos días están padres, vienen alumnos de prácticas...", explicó la profesora Alicia Tojeiro, ya un referente en Oleiros en su lucha por ofrecer a los pequeños una educación diferente, en la que aprenden divirtiéndose y al mismo tiempo adquiriendo valores, fuera de las tradicionales clases de memorizar el temario.

Patrullas de limpieza

El año pasado esta docente puso en marcha el proyecto Limpamundos SA, patrullas de limpieza y reciclaje, después de darse cuenta de que el patio de Primaria donde merendaban quedaba todos los días hecho un asco en el recreo, lleno de envoltorios y botes. Guiados por la profesora, se sentaron en círculo en clase y realizaron una tormenta de ideas de qué hacer y acordaron a la hora del recreo turnarse para limpiar el patio. Cada día dos de ellos, uno de segundo y otro mayor, de quinto de Primaria que ejerce de padrino, recogen la basura y luego la colocan en su contenedor correspondiente. Ellos diseñaron también las camisetas y unas pegatinas con mensajes como cierra el grifo, o dúchate en lugar de bañarte.

El pasado mes de diciembre decidieron dar a conocer esta campaña a toda la localidad de Santa Cruz, implicar a todos los vecinos, y recorrieron los locales (bares, peluquerías, farmacias, tiendas) repartiendo las pegatinas con los consejos para ahorrar agua y reciclar. "Nos dimos cuenta de que reciclábamos mal, no sabíamos qué residuo iba para cada cubo y nos pusimos en contacto con Nostián, y allí nos fuimos al parque de Bens a ver cómo se reciclaba la basura, luego ellos vinieron a darnos talleres al aula y también visitamos un punto limpio", agregó Tojeiro.

También le enviaron una carta al alcalde de Oleiros porque querían tener algo verde en un patio todo de cemento y les trajo un árbol que tiene la misma edad que ellos y del que todos cuidan ahora. "Le están empezando a salir hojitas", precisó una de las pequeñas ponentes. Todos estos conocimientos adquiridos, de reciclaje, reutilización y reducción de basura, se lo saben de carrerilla. "El papel y el cartón van al contenedor azul", dijo uno de los escolares. "Pero si no está limpio va al orgánico", advirtió rápidamente otro de los pequeños. Al final de su ponencia recibieron unos fuertes aplausos y alguno incluso, con gracia, hizo algunas reverencias.

La jornada de ayer era sobre la terapia ocupacional y qué puede hacer en los colegios, cuando la mayoría pensamos que solo es una disciplina para ayudar a personas con determinadas limitaciones. Un niño con el que siempre hay que luchar para que se vaya a la ducha, que no se concentra, que no quiere participar en las actividades del centro o tiene dificultades para integrarse o aprender. Todos estos problemas se pueden tratar desde la terapia ocupacional.

Inclusión

"Yo he estado en Canadá y allí ya se trabaja mucho la terapia ocupacional en los colegios y han visto sus beneficios. La idea es traer esto aquí, que los terapeutas trabajen con equipos de orientación y el profesorado en temas como el juego inclusivo, adaptado a las distintas capacidades, porque en el patio de un colegio hay niños con limitaciones, con discapacidad, de otros países... Y empecé con el colegio de Santa Cruz al conocer su iniciativa de limpieza y reciclaje. La orientadora y la profesora nos abrieron las puertas y queríamos en este congreso darles voz también a ellos, a todos los implicados", destacó Natalia Rivas, profesora de Terapia Ocupacional y una de las organizadores de la jornada de ayer junto a otra docente, Betania Groba.

Fruto de esta colaboración entre la facultad y el colegio de Oleiros es que alumnos de Terapia Ocupacional están realizando las prácticas en las aulas de Primaria del Parga Pondal. Pasan allí tres semanas, por turnos. "Ha estado superbien. Hemos estado en clase observando y como apoyo al profesor, en todas las asignaturas", destacó una de las alumnas de Terapia Ocupacional de la Universidade da Coruña, Irene Vilas. "Nosotras las terapeutas podemos ayudar en cosas como si un niño en el aula que tiene diversidad funcional, poder darle al profesor las herramientas necesarias para que esté integrado de verdad en la clase", subrayó otra de las alumnas que ha hecho las prácticas (que puntúan) en Santa Cruz, Laura Vázquez.

"La escuela no puede limitarse a enseñar contenidos, tiene que trabajar para que los niños sean felices. Si no hacemos esto les transmitimos que aprender es aburrido cuando es maravilloso. La escuela hoy en día tiene tres retos: que los alumnos quieran aprender, meter el juego en el aula, meter la tecnología; que todos quieran aprender, aceptando la diferencia, ayudándose entre ellos y sacando lo mejor de cada uno; y trabajar los valores, como el respeto, la solidaridad, ayudar a superar los miedos, trabajar en equipo, superar las frustraciones...", subrayó la profesora Tojeiro.

"Me ha encantado lo que hacéis en el aula", declaró al final de la presentación Teresa Gabete, una de las pioneras en la introducción de la terapia ocupacional en los colegios desde la atención temprana y que ayer participaba también como ponente. "Es fenomenal, porque veo por lo que hemos luchado siempre. Yo empecé en el 2000 con esto, ha habido avances pero aún queda mucho. Yo estaba en el ámbito hospitalario que es muy cerrado, no había eso de trabajar en todo el contexto del niño, que es el colegio y la familia, solo te dejaban en el hospital. Esto es romper lanzas continuamente, se avanza muy poco a poco", declaró Gabete.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine