16 de octubre de 2018
16.10.2018
OLEIROS

Oleiros licita la obra más cara del presupuesto de 2018, urbanizar A Rabadeira

Contrata por 659.000 euros la demolición de viviendas, naves y galpones - La construcción de cuatro edificios, para una segunda fase

16.10.2018 | 01:07
Actuación entorno a la plaza de A Rabadeira, al lado de la Casa Consistorial.

El Ayuntamiento de Oleiros acaba de sacar a contratación por 659.328 euros los trabajos de la primera fase de la urbanización del entorno de la plaza de A Rabadeira, el denominado polígono POL-31, a pocos metros de la Casa Consistorial. Es la inversión más elevada que incluyó en el presupuesto de este año 2018, para una sola obra.

Los trabajos que licita constituyen una primera fase, básicamente demoler las edificaciones existentes. La segunda fase prevé la ejecución de cuatro edificios de bajo, dos plantas y bajo cubierta, que supondrán en total 41 pisos.

Las obras que se llevarán a cabo, con una duración de año y medio, supondrán demoler una vivienda de bajo y una planta (donde hasta ahora vivía su propietario) y otras dos más pequeñas, así como dos naves, galpones y un muro de cierre.

Todo esto será demolido para iniciar los trabajos de limpieza de este ámbito de suelo urbanizable no delimitado, preparar todo este sector para la futura construcción con desmontes, zanjas, instalación de redes de agua y abastecimiento, asfaltado y pintado de marcas viales.

El Concello promueve estos trabajos y ha establecido la ejecución primero de la parte de dotación pública, al lado del jardín que rodea la Casa Consistorial, donde se ejecutarán en el futuro pistas deportivas y una zona verde de unos 1.200 metros cuadrados de superficie.

En estos primeros trabajos de urbanización, que consisten básicamente en preparar los terrenos y dotarlos de todos los servicios, después de las demoliciones y la clausura de un pozo de agua se talarán o trasplantarán árboles existentes y después se creará un pequeño parque que incluirá madroños, camelias, juníperos, catalpas, espino albar y arbustos. El Concello ha valorado todos estos bienes que va a demoler en un total de 280.713 euros.

La ejecución de esta urbanización implicará la apertura de una nueva calle para conectar la plaza de Galicia. Al ser suelo urbanizable no delimitado el Concello recibirá un 10% del aprovechamiento, por cesión obligatoria, una edificabilidad que está valorada en 208.469 euros.

Dos propietarios no tienen derecho suficiente para ser adjudicatarios de edificabilidad de forma independiente por lo que la propiedad será en proindiviso. Cuando en su día se ejecutó la plaza de A Rabadeira algunos propietarios cedieron terrenos de forma anticipada al Concello a cambio de aprovechamiento urbanístico, que recibirán ahora.

De esta forma, tras descontar los gastos que tendrán que poner para ejecutar la urbanización (entre los 122.000 y los 730.000 euros), les corresponderán cantidades entre los 79.000 y los 226.000 euros.

El abono de las cantidades será en dos fases, porque la urbanización también se hará en dos fases, y además se repartirán en dos etapas los gastos de urbanización.

El Gobierno local ha destacado que con este desarrollo urbanístico se aumentará el parque público y la plaza de A Rabadeira, además de los viales existentes en el entorno, junto con la apertura de una nueva calle que conectará la plaza de Galicia con la urbanización Obelisco.

Este entorno en la capital municipal es precisamente uno de los que cuentan con menor superficie de zona verde y dotación pública. El derribo del muro que ahora separa estos terrenos donde están las antiguas naves de carpintería y la plaza de A Rabadeira será demolido y permitirá, según indica el Concello, ampliar la zona de juegos infantiles, además de dar continuidad a la actual zona verde.

El Concello estudiará la posibilidad de eliminar o cambiar de ubicación el actual campo de chave que está ubicado en los jardines situados en uno de los laterales de la Casa Consistorial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es