30 de julio de 2019
30.07.2019

La Guardia Civil localiza dos talleres "clandestinos" de reparación de vehículos en Cambre y Oza-Cesuras

Agradece la colaboración ciudadana que ayudó a localizar a un conductor multirreincidente de Aranga

30.07.2019 | 19:34

La patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Compañía de A Coruña ha localizado dos talleres "clandestinos" de reparación de vehículos en el marco de la campaña de vigilancia y detección de talleres que no están registrados oficialmente y carecen de licencia municipal.

Los hechos ocurrieron en las localidades coruñesas de Cambre y Oza-Cesuras. Así, en la primera de ellas, la Benemérita localizó en el polígono de Espíritu Santo un taller que desarrollaba actividades de reparación de vehículos a puerta cerrada, "sin ningún tipo de cartel o placa señalizadora de tal actividad". Todo ello a raíz de un vertido con espumas en el cauce de un riego que limita con dicho polígono.

"Tras la inspección de la zona, la mencionada patrulla ubicó el origen y la naturaleza del mismo, correspondiendo al lavado de piezas realizado en esta nave, sin la documentación correspondiente, vertiendo las aguas residuales a la canalización de pluviales del polígono", ha explicado la Guardia Civil en un comunicado.

El segundo taller fue localizado en los anexos de una vivienda próxima al núcleo de Oza-Cesuras. Allí, fue hallado un depósito de "numerosos" vehículos desguazados, "constatando el aprovechamiento de sus piezas para la reparación de otros y el desarrollo de actividades de reparación de chapa y pintura", sin las pertinentes autorizaciones para las mismas.

La Guardia Civil inspeccionó también la empresa receptora de las piezas extraídas de los vehículos por inclumplir la normativa sobre trazabilidad y gestión de este tipo de residuos.

Colaboración ciudadana

Por otra parte, la Guardia Civil ha agradecido en un comunicado la colaboración ciudadana tras haber podido localizar circulando a un vecino de la localidad coruñesa de Aranga que estaba siendo investigado como conductor reincidente por delitos contra la seguridad vial.

Los hechos sucedieron en la parroquia de A Reborica, cuando la Benemérita sorprendió conduciendo al posteriormente investigado, quien carecía de permiso de circulación por pérdida total de puntos y de seguro obligatorio en el vehículo.

"Cabe destacar que la Guardia Civil fue alertada por numerosos testigos mediante llamadas al teléfono 062, quienes sabían que esta persona conducía indebidamente porque él mismo presumía de que la Benemérica no le podía interceptar, alegando que circulaba a las horas en las que supuestamente se realizan los relevos de patrullas", ha agradecido.

El investigado fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico en el lugar de los hechos, tras carecer de seguro obligatorio en el vehículo, ascendiendo la cuantía a 1.500 euros. También quedó citado para comparecer ante los juzgados de Betanzos y el vehículo quedó inmovilizado a la espera de que otro conductor habilitado pudiese retirarlo del lugar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es