08 de octubre de 2019
08.10.2019
La Opinión de A Coruña

La base municipal en Langosteira reducirá en media hora la respuesta ante emergencias

Los efectivos del Concello tardarán diez minutos desde que reciban el aviso, al ahorrarse el tiempo que necesitan ahora para trasladar los vehículos desde tierra

07.10.2019 | 20:27
El concejal de Seguridad Ciudadana, en el medio, junto a la nueva moto acuática recibida por el Concello.

El Concello de Arteixo ha llegado a un acuerdo con la Autoridad Portuaria de A Coruña para poder establecer una base permanente de salvamento marítimo en la dársena de Langosteira, lo que supondrá una importante reducción en los tiempos de respuesta ante emergencias en el mar. El jefe de Seguridad del Ayuntamiento, Daniel Sánchez, explica que se pasará de unos 40 minutos actuales a 10, es decir, el tiempo disminuirá media hora.

Protección Civil cuenta con tres embarcaciones de entre 4,5 y 5,5 metros y una moto acuática que le acaba de suministrar la Xunta. Este material será trasladado al puerto exterior una vez esté operativa la nueva base. El Puerto cederá un espacio en un edificio en el que estarán el resto de fuerzas de seguridad del Estado. El amarre que utilizará el Ayuntamiento ya está prácticamente listo.

El jefe de Seguridad relata que ahora mismo el material de rescate está dentro de una nave en el polígono de Sabón. El personal que atiende las emergencias debe coger "el remolque" y llevar en él las lanchas y buscar un lugar en el que bajarlas al mar, siempre y cuando las condiciones del oleaje lo permiten, según asegura Sánchez. "La base estará operativa todo el año", señala el jefe de Seguridad.

Durante el verano, las embarcaciones suelen estar asignadas al equipo de salvamento que forman las 47 personas que se ocupan de la seguridad de las playas de Arteixo, lo que permite que estén en movimiento la mayor parte de la temporada estival, pero en invierno este material permanece en la base de Protección Civil en el polígono de Sabón, según relata el Gobierno local. El pasado verano, los socorristas dispusieron de una base provisional en Langosteira, aunque fue desmontada al acabar la temporada estival.

La Xunta entregó hace unos días al Concello una moto acuática, que "permitirá acometer" rescates "cerca de la costa con oleaje con mayor facilidad", ya que "la moto acuática evoluciona de forma más ágil que las embarcaciones convencionales en estos contextos marítimos", asegura el Ejecutivo municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es