25 de octubre de 2019
25.10.2019
La Opinión de A Coruña

Un cambio en el Plan Único da más libertad a Miño para decidir el destino de los fondos

La Diputación cambia las bases para que concellos con una deuda viva superior al 200% de sus ingresos puedan dedicar a gasto corriente las ayudas para inversiones

24.10.2019 | 23:21
El alcalde de Miño, a la izq., y el presidente de la Diputación durante una reunión.

El Gobierno provincial elevará mañana a pleno las bases del Plan Único 2020. Este programa de ayudas mantiene sin apenas cambios las condiciones del pasado año, pero introduce una pequeña modificación dirigida a aliviar la carga financiera de municipios como Miño, que podrán dedicar a gasto corriente los fondos que hasta ahora debían destinarse a inversiones.

El Ejecutivo ha introducido esta modificación en las bases del Plan Único tras mantener varias reuniones con el alcalde miñense, Manuel V. Faraldo, para analizar posibles vías de colaboración que alivien en la medida de lo posible la desorbitada deuda que contrajo este municipio por las irregularidades en la tramitación de la macrourbanización de Fadesa.

Según recoge la propuesta de la Diputación, este cambio en las bases va dirigido a colaborar con los ayuntamientos que se encuentran en una situación de "riesgo financiero". En concreto, con aquellos con una deuda viva superior al 200% de sus ingresos corrientes, una situación más que excepcional en la provincia a la que podrá acogerse ahora Miño y que le permitirá destinar a gasto corriente la cantidad que recibe en concepto de aportación provincial de 2020 y 2019, que hasta ahora debía destinar al pago de inversiones financieramente sostenibles por proceder del superávit provincial.

La propuesta de modificación de las bases del Plan Único recoge que esta medida es compatible "con otras vías de apoyo y colaboración" con concellos en riesgo financiero como Miño . Precisamente este mes, el Gobierno local de Miño mantuvo una reunión con responsables de la Diputación y la Consellería de Facenda en la que solicitó su colaboración para afrontar las cuotas de amortización del crédito de siete millones que acaba de solicitar para pagar los intereses a los expropiados por la urbanización Costa Miño Golf. Al término del encuentro, el alcalde se mostraba esperanzado, aunque de momento ni Xunta ni Diputación han avanzado medidas concretas de apoyo para afrontar estos pagos.

Pleno por los intereses

Miño celebró ayer un pleno para presentar nueva documentación ante el Ministerio de Hacienda que le permita repartir también en veinte años los aproximadamente 125.000 euros de intereses devengados en 2019.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es