19 de diciembre de 2019
19.12.2019
La Opinión de A Coruña

Betanzos y Naturgy acercan posturas para evitar el derrumbe de la fábrica de la luz

El Concello y la empresa se reúnen para consensuar las medidas de urgencia para evitar el desplome de este edificio, que fue declarado monumento hace un año

18.12.2019 | 22:36
Fábrica de la luz de Betanzos.

Un año después de que la Xunta desestimase las alegaciones de General de Edificios y Solares, propiedad de Naturgy, y aprobase la inclusión de la antigua fábrica de la luz de Betanzos en el Catálogo de Patrimonio Cultural de Galicia con la categoría de monumento, la empresa propietaria del edificio y el Concello de Betanzos han mantenido un encuentro para abordar el futuro de este edificio, en avanzado estado de ruina.

Responsables de Naturgy y del Concello betanceiro mantuvieron el martes una reunión para intentar llegar a un acuerdo sobre las medidas a adoptar para evitar el derrumbe de este inmueble, que ya ha perdido buena parte de la cubierta y que podría sucumbir si no se toman medidas con urgencia, según los expertos.

Fuentes municipales explicaron ayer a este diario que la empresa se ha comprometido a realizar labores de apuntalamiento desde el exterior. Este diario intentó ayer sin éxito confirmar este extremo con Naturgy.

El encuentro entre ambas partes se produce después de que el juzgado diese la razón a la empresa en lo relativo al riesgo de realizar intervenciones desde el interior al no poder ser desarrolladas en condiciones de seguridad. A raíz de esa resolución judicial, el Concello encargó un nuevo informe que concretase las actuaciones que podrían ejecutarse de conservación, apuntalamiento y estabilización en condiciones de seguridad y a la la espera de una posterior intervención. En ese informe, los expertos alertaban de la necesidad de actuar con premura y realizar con urgencia labores de estabilización y consolidación para evitar que la ruina fuese irreversible.

El encuentro entre empresa y Concello llega tras un dilatado enfrentamiento judicial que todavía colea. Naturgy presentó una denuncia contra la denegación de la orden de demolición del edificio y recurrió también la suspensión cautelar del mandato municipal hasta que se resuelva el proceso.

El juzgado dio la razón al Concello en septiembre de 2018 y avaló la orden de ejecutar obras para "evitar la desaparición de este inmueble catalogado con protección integral". El magistrado atendió después un recurso de la empresa, que alertó del riesgo de intervenir por falta de las necesarias condiciones de seguridad.

Fuentes municipales celebraban ayer la buena disposición de Naturgy a realizar trabajos de consolidación, aunque la solución definitiva para este emblemático edificio sigue en el aire. El deterioro de este edificio ha suscitado innumerables quejas de la oposición. El BNG presentó recientemente una moción para urgir medidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es