21 de enero de 2020
21.01.2020

A puja una herencia en concurso: del pazo de Fefiñáns a las torres de Lanzós y Figueroa

La subasta incluye destacados bienes históricos de Carral, Abegondo, Betanzos y otras localidades y también incluye cuadros como un 'Lloréns' y un 'Ovidio Murguía'

20.01.2020 | 23:49

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña declaró en concurso en 2011, no a una empresa o a un particular, sino a una herencia. Y no cualquiera, sino la de un miembro de uno de los grandes linajes nobles de Galicia, el del marquesado de Figueroa, propietario de parte del espectacular pazo de Fefiñáns en Cambados, o de las torre medievales de Figueroa en Abegondo y de Lanzós en Betanzos. La propia Diputación de A Coruña acordó personarse en el concurso como acreedor. Ahora el juez acaba de decretar la salida a subasta pública de estos bienes propiedad de los herederos de Ramón Javier Gil González de Careaga (fallecido en A Coruña en 2006), hijo de Juan Gil Armada (alcalde de Santiago entre 1938 y 1941) y sobrino de Juan de Armada (hijo de los marqueses de Santa Cruz de Ribadumia y ministro con Alfonso XIII).

La subasta incluye la veinticuatroava parte del 50% del pazo de Fefiñáns, valorada en 62.500 euros (por lo que el pazo entero se tasaría en tres millones). La mitad del pazo está ocupado por las bodegas Palacio de Fefiñanes, tras un contrato de arrendamiento de 2002 formalizado por el administrador judicial de la comunidad de herederos de Pilar Gil Armada (tía de Ramón Javier Gil)

El otro lote de esta subasta es la participación del 9,5% en proindiviso de un inmueble de alto valor histórico en el corazón de Betanzos por su relación con las revoltas irmandiñas: la torre del pazo de Lanzós, del siglo XVII, reedificada un siglo después. Fue rehabilitada hace poco.

Se subasta el 9,5% de la torre y pazo de Lanzós (o de Villozás), que está valorado en la subasta en 125.611 euros, por lo que se estima que todo el inmueble vale 1,3 millones. El pazo es una vivienda ocupada por otro coheredero, hermano del fallecido del que se le subastan ahora los bienes.

El último lote que el juzgado saca a subasta pública, valorado todo en 498.966 euros, es el que incluye más bienes, entre ellos una destaca propiedad de la comarca de A Coruña: la torre o pazo de Figueroa en Abegondo, construida en el siglo XII, una enorme propiedad amurallada que incluso llegó a ser declarada castillo en 1949. Es Bien de Interés Cultural (BIC). La historia de este pazo ligado al marquesado de Figueroa (con cinco hojas de higuera en el escudo) está unida a la de la leyenda del Tributo de las Cien Doncellas de Betanzos.

Este pazo tiene capilla, bodegas, establos, caballerizas, granero, casa de labranza con un casero, jardines, labradíos, prados regados por tres fuentes, viñas, parras, fresal, huertas con frutales, hórreo, era de majar y un souto.

En este lote también figuran, en el municipio de Abegondo, 27 montes, un souto, un prado, un labradío, 24 terrenos rústicos y una casa en estado ruinoso en el lugar de Campo da Plaza. Figura también otro terreno en Irixoa. A estas propiedades se unen el palacio y fortaleza de Villar (en estado ruinoso, del siglo XVII) en el municipio de Taboada (Lugo) y cinco terrenos de alrededor; la casa grande de Pol en O Bolo (Ourense), junto a huertas, labradíos, monte, prado y dehesa; tres montes e Carral que tenían arrendados a Saprogal.

La puja incluye además el ajuar que está en la torre de Figueroa en Abegondo: el cuadro de Francisco Lloréns Plazuela de las Bárbaras y un Ovidio Murguía, Cabeza de Niño. Figuran además: dos cuadros de González Blanco, dos retratos de Dionisio Fierros, tres grabados de Bes et Dubrevil, 53 piezas de Sargadelos, una mesa de billar, un arcón de sacristía y una cama de nogal y un sillón. Los coherederos tienen derecho al retracto sucesorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es