06 de junio de 2020
06.06.2020
La Opinión de A Coruña

Las auxiliares de ayuda en el hogar de Arteixo denuncian que siguen sin cobrar el ERTE

Denuncian que el SEPE devolvió el expediente por errores en la documentación de la concesionaria. El Gobierno local afirma que es responsabilidad del Estado. El BNG urge una solución

06.06.2020 | 20:18
Las auxiliares de ayuda en el hogar de Arteixo denuncian que siguen sin cobrar el ERTE

El comité de empresa del servicio de ayuda en el hogar de Arteixo denuncia que todavía no ha cobrado el dinero que les corresponde por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo que la empresa aplicó con carácter retroactivo el pasado mes mayo (desde el 23 de marzo hasta teóricamente mediados de mayo). Los dos sindicatos con representación en el comité, la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras, denuncian además retrasos y errores desde marzo en la parte de las nóminas que le corresponde abonar a la adjudicataria. Afirman que la situación de algunas auxiliares es "desesperada" , dado que solo cuentan con ese ingreso en su hogar y se han visto obligadas a recurrir a la ayuda de servicios sociales. Un extremo que ratificaban ayer desde el BNG, que instó ayer al Ejecutivo municipal a tomar medidas con carácter urgente para que las trabajadores cobren de forma inmediata sus salarios.

El sindicato mayoritario, UGT, y las delegadas de CC.OO afirman que han tenido conocimiento ahora de que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha devuelto el expediente por anomalías en la documentación presentada por la empresa concesionaria. Este diario intentó sin éxito ayer conocer la postura de la compañía que gestiona este servicio básico y esencial de atención a mayores y dependientes.

Los dos sindicatos con representación en el comité de empresa, UGT y CC.OO, relataron ayer a este medio que han presentado una denuncia en el Juzgado de lo Social. Denuncian la falta de transparencia y de información en la tramitación de este ERTE, que la empresa justifica por las bajas voluntarias en el servicio desde la declaración del estado de alarma.

Las trabajadoras denuncian que muchas de las bajas en el servicio fueron propiciadas por el propio Concello, que "invitó" a los usuarios a darse de baja temporalmente por los riesgos de contagio, un extremo que el Ejecutivo local negó ayer tajantemente. Los sindicatos acusan además al Gobierno local de incumplir su deber de supervisión del servicio y lamentan que ellas hayan sido las más perjudicadas por la situación excepcional derivada de la emergencia sanitaria: "Al final la carga de toda esta situación recae sobre nosotras, que primero tuvimos que prestar el servicio sin EPIs, y ahora tenemos que asumir las pérdidas", denuncia la presidenta del comité, Filo Rodríguez.

El Ejecutivo municipal reiteró ayer que intentó evitar el ERTE aplicado por la concesionaria  y que ofreció a la empresa la posibilidad de recuperar las horas más adelante durante el segundo semestre, de tal modo que no se recortasen los sueldos de los trabajadoras, pero que la empresa decidió seguir adelante con su decisión. Un portavoz del Gobierno local puso ayer el acento que no hay nadie en ERTE desde el 1 de junio y recalcó que la "responsabilidad de tramitar los ERTE es del Gobierno central". El Ejecutivo se defendió también de las críticas por la falta de supervisiín del servicio y replicó que muchas de las trabajadoras no habían sido informadas por los sindicatos de que habían ofrecido la posibilidad de recuperar más adelante las horas.

Prórroga del servicio

UGT y CC.OO acusan además al Ejecutivo de "premiar" a la concesionaria con una prórroga del contrato por un año con un incremento del precio por hora (de 16 euros a 18,5). Un aumento que, critican, no se ha traducido de momento en una mejora en sus condiciones laborales. El BNG se sumó ayer a este crítica, que el Gobierno local considera injustificada. Apuntan desde el Ejecutivo que se trata de una medida que guarda ninguna relación con el ERTE y con la que solo pretende garantizar el servicio.

Denuncia del BNG

El BNG emitió ayer un comunicado en el que denuncia que más del 50% del personal no cobra su salario desde hace, al menos, dos meses. La formación cuestiona también la legalidad del ERTE aplicado por la concesionaria y que, afirman, "presenta síntomas de ser fraudulento". La formación denuncia otras irregularidades, como que "trabajadoras que estuvieron trabajando a plena ocupación con avisos de palabra por parte de la empresa diciendo que se levantaba el ERTE, obligándolas a reincorporarse al día siguiente sin documentación justificativa".

Los nacionalistas denuncian que esta situación no solo ha afectado gravemente a las auxiliares, sino también a los usuarios del servicio. Critica la formación que el Ejecutivo municipal, a pesar de esta situación, haya aprobado una prórroga de la concesión con un incremento del precio por hora "sin controlar la calidad de este servicio básico y esencial" y demanda nuevamente su remunicipalización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es