01 de julio de 2020
01.07.2020
La Opinión de A Coruña

Culleredo, obligado desde 2019 a reparar la plaza de Galicia, que tiene graves daños

La juez condenó al Concello a realizar obras, que no se ejecutaron - La estructura está deteriorada e inutilizó un sótano - El Gobierno afirma que el proyecto ya está redactado

01.07.2020 | 01:13

La plaza de Galicia de O Burgo de Culleredo sigue hoy como el 4 de febrero de 2019, cuando el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 4 de A Coruña dictó una sentencia que concluye que la estructura del espacio tiene un grave deterioro por filtraciones de agua desde hace veinte años, vicios de construcción, un "nulo mantenimiento", falta de pavimento e impermeabilización. Un estado que pone en peligro su estabilidad y del que el Concello es conocedor. La sentencia lo condenó hace más de un año a "reparar los daños y perjuicios ocasionados" por dichas filtraciones, al ser una plaza pública, sobre la planta primera del sótano que está debajo, y a realizar las "obras de reparación necesarias" para que cesen las filtraciones en el lugar, en el que ayer celebró un mitin el candidato del PSdeG a la Xunta, Gonzalo Caballero.

Al mes siguiente de esta resolución judicial que condenó al Concello de Culleredo a reparar esta plaza (tras el contencioso presentado por la comunidad de propietarios), en marzo de 2019, el Gobierno local anunció su profunda remodelación, con una partida de más de 80.000 euros que iría en el presupuesto para reformar el parque infantil, al tener ya redactado el proyecto; además de unos 200.000 euros más que estimaba necesarios para aplicar un tratamiento especial al suelo con el fin de evitar filtraciones a los garajes. renovar el mobiliario urbano y la iluminación, una actuación que ya podía hacer porque ya se había "aclarado jurídicamente" quién era el titular de la plaza. Sin embargo, estas obras anunciadas nunca se realizaron.

El Ejecutivo local ayer declaró, respecto a esta sentencia, que el proyecto de mejora de la plaza "ya está redactado" y habrá una partida "en el presupuesto" de este año, que se aprobará próximamente.

"Llevamos años luchando para que arreglen la plaza, el agua inutilizó toda la planta primera de garajes. Ya le dije un día a un técnico municipal que nos llovía más en verano, cuando regaban las jardineras, que en invierno. Hemos luchado contra una promotora que era dueña de varios garajes y no pagaba y nos hicimos cargo de la deuda entre todos durante años; hemos luchado contra el Concello que no ha cumplido la sentencia, gastamos casi 40.000 euros en el abogado. Esto no puede seguir así", declaró ayer el propietario de uno de los garajes afectados.

La sentencia del juzgado, que no fue recurrida, deja probado que el Concello de Culleredo intentó eludir su responsabilidad e imputarla exclusivamente a los propietarios a los que llegó a reclamar que arreglasen ellos las filtraciones. Pero la comunidad de vecinos presentó como prueba en el juicio el convenio de 1986 por el que el Ayuntamiento firmó con los antiguos propietarios del terreno, que todas las obras e instalaciones en esta plaza "estarán íntegramente a cargo del municipio de Culleredo, que se responsabilizará de los perjuicios que sus posibles deficiencias pueda ocasionar".

En dicho convenio se estipuló que la parte superior, la cubierta de las tres plantas de garajes, sería "de uso público", y el Concello debía hacerse cargo de la ornamentación, aislamiento y protección contra humedades o daños a los garajes y se haría responsable de posibles deficiencias. Con este convenio, la magistrada determinó que la Administración local era la que tenía que haber mantenido y arreglado, hacía años, esta plaza.

El agua se filtra, aún hoy, desde las jardineras, desde las farolas que se clavaron perforando la tela de impermeabilización, desde zonas sin pavimento, y por las raíces del arbolado.

Las filtraciones dañaron tanto la primera planta sótano que llegó incluso a afectar a la segunda y tercera, pero en este caso el juzgado determinó que la comunidad de propietarios también tenía responsabilidad por no haber avisado antes de estos daños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


esquelasfunerarias.es