22 de julio de 2020
22.07.2020
La Opinión de A Coruña

Oleiros estudia dedicar la casa que dejó en pie en Bastiagueiriño a "urinarios" o "jardinería"

El Concello prevé destinar la vivienda a "servicios del parque" tras demoler las otras dos - Defiende que se encontraban fuera de ordenación y se pagaron en "el justo precio"

22.07.2020 | 01:17
Vivienda que se prevé destinar a servicios del parque, al fondo, y restos de las derribadas.

El Concello de Oleiros estudia destinar la vivienda que dejó en pie en Bastiagueiriño de las tres expropiadas, tras tirar el lunes las otras dos, a "servicios del parque" como "urinarios" o "jardinería". El alcalde, Ángel García Seoane, explicó ayer que "de momento" descartar demoler la tercera vivienda, mientras que la superficie que ocupaban las dos derribadas "se integrará en el parque" de As Trece Rosas, inaugurado el pasado mes de junio.

El Ayuntamiento eludió esclarecer el lunes, cuando se ejecutó el derribo de dos de las viviendas, si tiraría o no la tercera. El Concello había anunciado su intención, después de expropiar las tres casas, de derribar dos de las construcciones y dejar una en pie para dar servicio al gran parque costero, propuesta que suscitó quejas, y evitó confirmar sus planes después de estas discrepancias.

El alcalde subrayó que dos de las casas "ya son historia". Defendió que las tres viviendas expropiadas por el Ayuntamiento se encontraban fuera de ordenación "en su conjunto, y no por una línea de una calle" y que "se pagaron en el justo precio que les pertenecía". Los tres inmuebles estaban fuera de ordenación por encontrarse en la superficie calificada como zona verde en el Plan Xeral de Ordenación Municipal.

El Concello acordó un expediente de expropiación de unos 60.000 euros, aunque después esta cuantía se elevó algo, según aseguró el alcalde. El Ayuntamiento notificó a los propietarios de las tres casas el pasado mes de noviembre que el 11 de diciembre procedería a efectuar el acta de ocupación de las propiedades, lo que consumaría la segunda fase del proyecto de expropiación. El Concello había mantenido negociaciones con los dueños durante un año sin alcanzar un acuerdo para hacerse con las viviendas sin recurrir a expropiar. La resolución del expediente expropiatorio databa del 4 de octubre. Una de las casas se encontraba habitada por una familia, la otra estaba a la venta (y había sido tasada tiempo atrás en 550.000 euros por la Xunta) y la tercera estaba desocupada. Una de las casas pertenecía aun familiar del portavoz del PP de Oleiros, José Ángel Bonome.

El Ayuntamiento inició la demolición de dos de las tres viviendas expropiadas en la mañana de este lunes sin haber anunciado con antelación el día en que preveía ejecutar los trabajos. El Concello avisó a los medios de comunicación cuando las obras ya estaban en marcha.

El Ayuntamiento obtuvo las llaves de dos de los tres inmuebles a finales del mes pasado. Los propietarios de la otra vivienda ya la habían dejado vacía en diciembre del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es